Motor

Ford agrava su crisis con más ajustes de producción y empleo

Ford se está convirtiendo en el gran perjudicado del alza de los fabricantes asiáticos en los principales mercados mundiales, sobre todo en EE UU. El tercer constructor de coches del planeta tiene previsto desprenderse de 6.000 directivos en su mercado doméstico, plan que se une a los 30.000 despidos ya previstos, según fuentes cercanas. Ford confirmó que producirá el 9% menos este año.

La compañía espera llevar a cabo los recortes a través de bajas incentivadas, si bien recurriría a despidos si no alcanza los objetivos previstos, según informa la agencia Bloomberg. Las reducciones previstas equivalen al 16% de la plantilla total. El grupo ya estaba inmerso en un programa de reestructuración que contemplaba la supresión de entre 25.000 y 30.000 empleos y el cierre de doce plantas en Norteamérica hasta 2012. El portavoz oficial de la compañía, Oscar Suris, rechazó confirmar el viernes esta noticia.

Los que sí confirmó ayer Ford es su decisión de recortar el 21% la producción prevista para el cuarto trimestre, lo que reducirá el acumulado del año en un 9% hasta 3,05 millones de vehículos. 'Sabemos el efecto que esta decisión tendrá en nuestros empleados y nuestros proveedores', aseguró el viernes el presidente de la compañía, William Clay Ford -biznieto del fundador-. 'Pero es el paso adecuado para nuestros clientes, nuestros concesionarios y nuestro futuro a largo plazo'.

A principios de mes, Ford revisó al alza en un 106% las pérdidas netas de 123 millones de dólares (96,4 millones de euros) registradas en el segundo trimestre, hasta los 254 millones de dólares (200,6 millones de euros), con motivo de los costes adicionales de las pensiones provocados por el plan de reestructuración. En el semestre, los números rojos fueron de 1.048 millones de euros.

Más del 50% del recorte afecta a la Serie F, sus modelos más rentables

Y es que el segundo mayor fabricante de EE UU ha sufrido un deterioro en patas fundamentales del negocio en el segundo trimestre del año. Para empezar, la facturación se redujo el 6,3% tras alcanzar los 42.834 millones de dólares (34.267 millones de euros) entre abril y junio, lo que representa una disminución del 6,3%. La gran responsable de esta situación es la división estadounidense. y es que la principal filial del grupo sufrió una pérdida bruta de 808 millones de dólares en el periodo debido a los costes de reestructuración y a la erosión de las ventas.

Por ello, Ford destacó durante la presentación de resultados trimestrales la existencia de factores externos 'que no permitirán conseguir los objetivos de forma fácil'. El máximo responsable de la multinacional de Dearborn, a las afueras de Detroit, avanzó entonces que en los próximos 60 días se analizarían 'medidas adicionales' para acelerar la reestructuración en Norteamérica, que se añadirían a los 30.000 despidos ya anunciados.

El beneficio de la división de automoción depende en gran medida de los todoterrenos ligeros, y de las camionetas pick up. El alza del petróleo ha provocado cambios en los gustos de los consumidores, lo que ha llevado a que las ventas de estos modelos se hayan desinflado el 16% hasta julio, frente al alza del 3,5% de vehículos más eficientes. Ford no ha logrado ganar cuota de mercado en EE UU desde 1995. Sus ventas han caído el 9% hasta julio. Más de la mitad de la producción recortada será del pick up F-150, su modelo más rentable.

El gran rival doméstico de Ford, General Motors, atraviesa una situación parecida. La compañía que preside Rick Wagoner ha perdido 2.347 millones de euros en los primeros seis meses del año, a causa, al igual que Ford, de la mala situación de su filial estadounidense, división que sufrió una pérdida semestral de 4.444 millones de dólares, 3.555 millones de euros, y por los costes derivados de su plan de reestructuración (que contempla, también más de 30.000 bajas voluntarias). Ambas compañías han caído por debajo del grado de inversión para Standard & Poor's y Moody's.

Compra de Visteon

Los rumores rondaron el viernes también a otra compañía que en su día fue filial de Ford. El fabricante de componentes Visteon podría ser absorbida por su rival francés Valeo, si se confirma la noticia publicada por el rotativo británico Financial Times. La compañía gala tiene la intención de adquirir la totalidad de la firma estadounidense, que está valorada en 940 millones de euros.

Sin embargo, estaría interesado en vender varias divisiones tras la compra, con el fin de reducir los costes fiscales de esta operación. Visteon ha puesto a la venta dos de sus fábricas en Alemania, en las que trabajan cerca de 1.500 empleados, como parte de su objetivo de reducir en 23 sus 125 plantas en el mundo durante los próximos tres años.

Las cifras 12 30.000

1.048 millones de euros de pérdidas registró Ford en los primeros seis meses del año.

12 plantas ha anunciado la empresa que prevé cerrar hasta el año 2012

30.000 son los despidos previstos hasta ahora.

La coreana Hyundai rechaza quedarse con Jaguar

Pocos amantes de los coches rechazarían conducir un jaguar. Las empresas, sin embargo, no están por la labor de gestionar la glamurosa compañía británica. La coreana Hyundai rechazó ayer que está interesado en la adquisición de la marca Jaguar, propiedad del grupo estadounidense Ford.

La firma asiática reconoció no obstante que había estado estudiando la posibilidad de adquirir una marca de vehículos de lujo 'como Jaguar', aunque habían descartado esta posibilidad por el momento.

La prensa ha especulado con que el grupo estadounidense se deshaga de su filial, toda vez que se ha convertido en una fuente de pérdidas desde que la adquirió a mediados de la década de los ochenta. La compañía que incluye además a Ford, Land Rover, Aston Martin, Lincoln, Mercury y Mazda, ha asegurado que no tiene prevista la venta de ninguna de sus marcas.