Nueva sentencia

Merck, condenada por cuarta vez a indemnizar a un paciente tratado con Vioxx

Merck deberá pagar 51 millones de dólares (39,6 millones de euros) a un ex agente del FBI porque el analgésico Vioxx, propiedad de la farmacéutica, fue el causante de su ataque al corazón en 2002. Así lo ha estimado un jurado de Nueva Orleans en la que supone la cuarta sentencia en contra de Merck. La farmacéutica ha ganado cinco causas referentes al Vioxx.

El jurado estimó ayer 'daños punitivos' y 'negligencia' en el comportamiento de la compañía y en el de los médicos de Barnett, que no advirtieron adecuadamente al paciente de los daños que el fármaco podía causar. También consideró en su fallo que Vioxx era el responsable del ataque al corazón de Barnett.

El demandante empezó a tomar Vioxx a raíz de un accidente de tráfico. Consumió la medicina durante 31 meses antes de sufrir el infarto. Barnett será indemnizado con 50 millones de dólares (38,8 millones de euros) como compensación más un millón como multa por los daños punitivos.

Merck retiró el medicamento contra el dolor en 2004, después de que un estudio demostrara que incrementaba el riesgo de ataques al corazón y apoplejías en algunos pacientes. Los abogados de Merck defendieron, sin embargo, que el ataque de Gerald Barnett, de 62 años, se debía a su historial médico.

Este nuevo veredicto en contra puede hacer más difícil para Merck, la cuarta farmacéutica más grande del mundo, enfrentarse a las más de 16.000 demandas que todavía tiene abiertas en Estados Unidos como anunció que iba a hacer. Muchos de los procesos se resolverán en las próximas semanas puesto que en septiembre se cumple la fecha límite para litigar por los cargos.

La sentencia de ayer es la primera que condena a Merck en corte federal y la que impone la multa más alta. La primera de las sentencias, en Tejas, fijó la multa en 253 millones de dólares (196,8 millones de euros) pero el tribunal se vio obligado a reducirla a 26 millones de dólares (20 millones de euros) por el tope máximo fijado por la ley. En total, Merck ha sido condenado a pagar 48 millones de dólares en sentencias condenatorias previas. Las acciones de la farmacéutica recibieron ayer un severo castigo en Bolsa.