aeropuertos

Ryanair prevé demandar al Gobierno británico si no suaviza la seguridad aeroportuaria

La compañía de bajo coste irlandesa, Ryanair, pretende demandar al Gobierno británico si en una semana el Ejecutivo no modifica las medidas de seguridad aeroportuarias adoptadas tras desmantelarse la semana pasada un supuesto complot terrorista.

El ministerio de Transporte británico contestó en un comunicado que no tiene "intención de comprometer la seguridad" de los pasajeros y tampoco vislumbra un cambio de política "en los próximos siete días".

El director ejecutivo de la aerolínea de bajo coste, MichaelO''Leary, considera que las últimas medidas, aunque son más flexibles que las impuestas inicialmente el pasado jueves, no tienen "sentido" y son "ineficaces desde el punto de vista de la seguridad".

El citado ministerio , por su parte, indica que "el régimen de seguridad impuesto en el Reino Unido es necesario por el nivel de alerta terrorista y se somete a continúa revisión"."No tenemos intención de comprometer la seguridad ni anticipamos un cambio en nuestros requerimientos en los próximos siete días".

El Gobierno sólo permite ahora embarcar un equipaje de mano de tamaño reducido y exige que se registre a uno de cada dos pasajeros. Según el ministerio de Transporte, dijo en la nota.

La aerolínea irlandesa ha pedido que se restablezca el tamaño anterior del equipaje de mano y se registre solamente a una de cada cuatro personas, al tiempo que reclama al Gobierno que financie las medidas de seguridad adicionales en caso de emergencia. Ryanair informó a sus rivales de sus planes de querellarse contra el Gobierno, pero, de momento, ninguna otra compañía se ha sumado a la amenaza. Según O''Leary, sus colegas "están más preocupados por obtener títulos honoríficos (como el de "sir") que en devolver la normalidad a los aeropuertos".