CincoSentidos

Libros españoles hasta en Pekín

La cuarta potencia editorial del mundo, con 453 millones en exportaciones, sale a la conquista de nuevos mercados

Tres de cada cien libros que se exportan en el mundo son editados en nuestro país, según la Organización Mundial del Comercio. En total, 114.238 títulos en 2005 con un valor de casi 453 millones de euros que convierten a España en la cuarta potencia mundial en libros, por detrás de Reino Unido, Estados Unidos y Alemania. El sector editorial quiere sacar partido a ese potencial, ligado a la evolución del idioma español, con una mayor presencia internacional. Un año después de la puesta en marcha del Plan del Libro en Español en Estados Unidos, la industria dirige su mirada a los mercados asiáticos, refuerza su participación en ferias internacionales, como la próxima de Pekín, y aumenta sus esfuerzos en la promoción de los derechos de autor.

Sólo en 2005, el sector invirtió 80 millones de dólares en aumentar su presencia en el exterior. En la actualidad, hay más de 172 filiales de empresas editoriales españolas, que operan en 28 países, un 40% más que en los últimos cuatro años. El 81% de éstas se encuentran en Iberoamérica, uno de los principales mercados del sector del libro español, y su peso va a más. De hecho, muchos de los libros exportados a EE UU llegan desde las filiales de México y Colombia, señaló ayer Emiliano Martínez, presidente de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) y de la Federación Española de Cámaras del Libro (Fedecali).

Se trata de reforzar la presencia internacional y complementar el comercio exterior. La evolución de las exportaciones ha sufrido el pasado año los efectos de un desfavorable cambio euro/dólar, así como de la caída del mercado de fascículos en la Unión Europea, el principal destino de los coleccionables. De los 453,9 millones de euros en exportaciones, 222 millones han correspondido a libros, 117 millones a encargos a empresas gráficas españolas y 113 millones a la venta de fascículos. La cifra global -que no recoge los retornos de las filiales exteriores ni los derechos de autor- es inferior en un 5,04% a la del año anterior, sin embargo, el sector aporta superávit a la balanza comercial española porque también caen las importaciones del libro, un 33,53%, lo que hace que el saldo neto crezca un 5,7%.

El sector editorial ingresó por derechos de autor unos 40 millones de euros

Los mercados iberoamericanos son los que registran un mejor comportamiento, destacando los crecimientos en las exportaciones a República Dominicana (75%), Brasil (73%) y Venezuela (70%). Por el contrario, las ventas a la UE caen un 8,36%, aunque algunos países protagonizan fuertes incrementos, como Holanda (45%), Suecia (40%) y Francia (7%), que sigue siendo el mayor mercado para las exportaciones españolas, con 269,93 millones de euros.

El sector editorial apuesta por otras vías de internacionalización. Desde la implantación de filiales a los derechos de autor. Las empresas españolas han pasado de comprar derechos de autor a venderlos. Concretamente, el sector editorial ingresó por este concepto unos 40 millones de euros el pasado año, el doble que en 2000.

Nuevas ferias

En su objetivo, los editores cuentan con el apoyo del Instituto Español de Comercio Exterior (Icex). En conjunto han destinado este año 1,8 millones de euros a fomentar la presencia en el exterior. El esfuerzo inversor se ha dirigido a la participación en ferias internacionales, la apertura de nuevos mercados y la puesta en marcha de los planes del libro en español en EE UU y de derechos en Reino Unido.

En lo que va de año, la FGEE y el Icex han llevado a las editoriales a ferias donde la presencia española era muy reducida, por ejemplo, Tokio o Calcuta. Además, está prevista la presencia de 31 editoriales en la Feria del Libro de Pekín, que se celebrará entre el 30 de agosto y el 2 de septiembre. Asia y China en particular son mercados de alto interés para el sector. En este país acaba de abrir sede el Instituto Cervantes que, en palabras de Emiliano Martínez, 'es un motor para la expansión del libro español'.

Además de llevar el libro español a nuevos mercados, la FGEE y el Icex invitan a compradores extranjeros. En la feria Liber, que se celebrará en Madrid en septiembre, traerán a más de 300 profesionales de 60 países.

Más presencia en EE UU y Reino Unido

Estados Unidos es el segundo país receptor de las exportaciones de libro español en el continente americano y el país con mayor número de hispanohablantes (43,5 millones). También es un mercado de difícil penetración -sólo hay siete editoriales instaladas allí-. Con el objetivo de aumentar las ventas (un 20% en tres años), los editores y el Icex pusieron en marcha en junio de 2005 un plan del libro.

Dentro de sus actividades, destaca la participación de 51 empresas en la feria BookExpo de Washington el pasado mes de mayo y la puesta en marcha del portal www.americareadsspanish.org, que ofrece acceso a la oferta de las editoriales españolas.

El interés por los mercados anglosajones ha llevado al sector a lanzar este año un plan similar en Reino Unido, que incluye la participación en la London Book Fair y la realización de un boletín de derechos, un documento que pretende facilitar a las editoriales extranjeras el acceso a la oferta literaria española.