'Telecos'

Jazztel asume la gestión de su 'call center' y lo lleva a Argentina

El próximo lunes Jazztel dará por rescindido el contrato que tiene con dos empresas gallegas con las que tenía subcontratado su servicio de atención al cliente, en el que trabajaban 800 empleados. Desde ese día será su filial argentina, Jazzplat, la que asumirá el control de los servicios de atención telefónica de la operadora.

Las 800 personas que formaban parte de las plantillas de Teleperformance y Stream para dar servicio a la división de atención al cliente de Jazztel se han quedado sin trabajo. La operadora ha decidido rescindir antes de que llegaran a su fin los contratos con ambas sociedades, radicadas en Galicia, y con las que tenía subcontratado el servicio de telemarketing.

Fuentes de la operadora que preside Leopoldo Fernández Pujals aseguran que la acusación de CC OO de dejar en la calle a 800 trabajadores no tiene lógica porque éstos no formaban parte de su plantilla. 'Son empleados de otras empresas y si tienen problemas será a ellas a las que deban reclamar', explican estas fuentes, que añaden que detrás de la rescisión del contrato se encuentra el deseo de Jazztel de controlar internamente todo el proceso de atención al cliente 'y tener personal propio, con protocolos propios'.

De hecho, a finales del pasado año Jazztel formalizó la constitución de una sociedad anónima en Argentina bajo la denominación Jazzplat. El objeto social de la empresa es la prestación de servicios de call center y venta telefónica desde Córdoba, Argentina.

La sociedad está participada en un 95% por Jazztel (Jazz Telecom) y por Adatel (la filial de instalaciones de Jazztel) en un 5%. Entre los objetivos declarados por la operadora para este ejercicio se encontraban 'doblar la inversión en telemarketing, seleccionar, formar y posteriormente medir el servicio y atención al cliente para cumplir con el fin de nuestra misión y mejorar la productividad de la fuerza de ventas a través de la formación y la eficiencia en el uso del tiempo'.

Jazztel asegura que la maniobra para rescatar los servicios que hasta ahora tenía subcontratados tiene por objetivo controlar el proceso del telemarketing. Serán sus propios empleados quienes desde ahora se encargarán de los mismos procesos que ahora se ocupaban las dos empresas gallegas con las que la compañía aún tenía por delante tres años de contrato. Eso, según CC OO, 'demuestra de forma clara cuál es la responsabilidad social de esta empresa y el tipo de servicio que puede dar a sus clientes, que comprueban estupefactos que el gasto generado en sus facturas no contribuirán ya a generar prosperidad ni empleo en su propio país'.

El contrato de cuatro años con Teleperformance se firmó en julio de 2005 y el de Stream, en septiembre.

Pérdidas de hasta 160 millones en 2006

Jazztel prevé registrar este año una pérdida neta de entre 145 y 160 millones de euros, lo que supondría un reducción de entre el 10% y el 18,4% en comparación con el quebranto de 177,6 millones en 2005.

La empresa de telecomunicaciones, que en 2005 prácticamente dobló sus números rojos, informó ayer a la CNMV de sus perspectivas de negocio para el presente ejercicio. La compañía espera incrementar sus ingresos anuales entre un 53,2% y un 65,3%, al prever una horquilla de facturación de 380 a 410 millones. Pese al aumento del negocio, Jazztel advierte de que los márgenes operativos se mantendrán en números rojos por el 'dimensionamiento' afrontado.