Franquicias

Capital riesgo para modelar una cadena de restauración

Know Capital, que tiene la mayoría de Origen 99%, se ha propuesto abrir 80 restaurantes.

A diferencia de otros grandes grupos de inversión como Nazca, Permira, CVC o Inveralia, que han entrado en franquicias de restauración ya asentadas en el mercado (Rodilla, Telepizza o Zena, por ejemplo), algunas sociedades de capital riesgo optan por proyectos incipientes en los que pueden aportar gestión, conocimientos y contactos. Es el caso de Know Capital, un fondo de inversión catalán que ha adquirido la mayoría de Origen 99% para convertir el proyecto de un emprendedor en una cadena de restauración con presencia a nivel nacional.

El socio fundador, Mauricio Fita, inauguró su primer restaurante en la primavera de 2002 y, tras demostrar que se trataba de un proyecto novedoso y con potencial de crecimiento, la sociedad de capital riesgo tomó una participación. Ahora, y tras sucesivas ampliaciones de capital, el grupo inversor tiene la mayoría de las acciones y un ambicioso plan de crecimiento.

En este periodo de tiempo (poco más de año y medio) se han abierto otros tres restaurantes propios y se ha diseñado un proyecto de franquicias que verá la luz el próximo mes de septiembre cuando se inaugure el primer establecimiento franquiciado.

'En este proyecto valoramos el perfil del emprendedor que había probado que el modelo es viable, la potencialidad de expansión del concepto, y la originalidad del producto, ya que se trata de una cadena con recetas típicas catalanas en formato fast food de calidad y con una oferta muy adecuada a las demandas actuales (por ejemplo, con medias raciones)', comenta Juan Ramón Borreguero, director financiero de Know Capital.

Ahora, el objetivo de la enseña es acabar el año con siete restaurantes operativos, lo que supone haber abierto cuatro a lo largo de 2006. Pero el plan de crecimiento a medio plazo es mucho más ambicioso ya que supone la salida del mercado catalán a partir del año que viene y un crecimiento basado en el modelo de franquicia. Este plan prevé llegar a 80 establecimientos a finales de 2010; de este total, 25 serán franquicias ubicadas en Cataluña y 50 franquicias en el resto de España.

A ello hay que sumar los cinco que ya están en funcionamiento (cuatro propios más el asociado que se inaugurará en septiembre). 'En principio, no tenemos previsto abrir más restaurantes propios, queremos centrarnos en la franquicia. De hecho, gran parte de nuestro interés como fondo de inversión se centra en buscar sociedades franquiciadoras con modelos novedosos y potencial de crecimiento', explica Borrego.

Según el responsable financiero, 'la sociedad de capital riesgo no sólo aporta capital, sino también equipos humanos, gestión, servicios y contactos'. Su intención es desinvertir en cinco años a contar desde el momento en que entró en el capital, es decir, para finales de 2010.

La comida rápida se sitúa en el punto de mira

Aunque el número de fondos de inversión que apuestan por la franquicia va en aumento, hay una tendencia clara hacia las cadenas de restauración. Esto es debido, en parte, a que este tipo de negocios requiere de fuertes inversiones por lo que se necesitan grupos solventes y con probada capacidad financiera. También atraen sus altas rentabilidades, por encima de la media del sector de la franquicia.

En este contexto se enmarcan algunas de las operaciones más recientes como la alianza del grupo inversor Permira con la familia Ballvé para tomar el control de Telepizza, o la opa lanzada también sobre la cadena de pizzerías por el grupo Zena (controlado por el fondo CVC). Claro que, al no conseguir este objetivo y haber concluido su plazo de permanencia en Zena, esa sociedad de capital riesgo iniciará en breve su desinversión. Otro caso es el de Nazca que estuvo presente en Rodilla.