Empleo

180.000 temporales pasaron a ser fijos en julio

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer que 180.000 trabajadores convirtieron sus contratos temporales en fijos durante el mes de julio, el primero en el que se ha aplicado la reforma laboral.

Zapatero avanzó estos datos en una conversación informal con periodistas durante su visita a León, tan sólo unos días después de que el Ministerio de Trabajo estimara que el número de conversiones de temporales a indefinidos se había duplicado en las dos primeras semanas desde la puesta en marcha de la reforma laboral. Según los cálculos de Trabajo, cada día se efectuaban unas 6.000 conversiones y la tendencia era al alza.

La conversión de temporales a fijos se ha producido gracias a la aplicación del plan extraordinario de empleo temporal a fijo, que bonificaba durante tres años y a razón de 800 euros anuales todos aquellos contratos temporales que, habiéndose suscrito antes del 1 de junio de 2006, se transformen en indefinidos antes del 1 de enero de 2007. Después de esa fecha, dejarán de recibir subvenciones y sólo se concederán ayudas a la contratación indefinida de carácter inicial.