Nuevas Tecnologías

Dibujos 'made in Spain' triunfan en las televisiones extranjeras

Pocoyó lidera la audiencia de 0 a 4 años en varios países; aquí, se olvida ese público porque Sofres no lo mide

Pocoyó, la serie de producción española protagonizada por un niño de plastilina, desafía a los mismísimos Teletubbies en popularidad televisiva entre el público preescolar de varios países. El programa, ideado por la empresa madrileña Zinkia Entertainment en colaboración con las británicas Granada International y ITV, es todo un fenómeno entre los niños de cero a cuatro años en los mercados en los que se ha estrenado: Reino Unido, Canadá, Australia y, más recientemente, Japón. Con un presupuesto de 11,5 millones de euros, ha sido vendida a otras 100 televisiones de todo el mundo. En España, Pocoyó llegará a las pantallas de TVE (que también ha emitido una de las series infantiles de mayor éxito, Los Lunnies) el próximo mes de septiembre.

Pese a su origen español, los responsables de la productora saben que el mercado local es más complicado. Las cadenas de televisión nacionales han desatendido al público infantil, entre otros motivos porque Sofres no ofrece datos de audiencia de cero a cuatro años, lo que dificulta captar anunciantes.

Zinkia propone, sin embargo, un modelo de explotación de los programas de niños más allá de los ingresos de publicidad: 'En Reino Unido consideran que los contenidos infantiles, aunque no los audite Sofres, son un gran negocio', asegura Víctor López, director general de Zinkia Entertainment. 'En el extranjero se ve el negocio no sólo en los derechos de antena sino en la explotación de la marca', indica.

Aunque los programas preescolares no generan en principio publicidad, sí origina un negocio 'colateral': juguetes, libros, DVD... y todo el merchandising y la venta de licencias que rodean a las series son una fuente de ingresos añadida. Zinkia asegura que la marca Bandai, que cuenta con la licencia de juguetes para Europa, vendió 1.800 juguetes desde su web en Reino Unido en el primer fin de semana que se puso a la venta y que tiene más de medio millón de libras en productos distribuidos en las tiendas británicas, a seis meses del primer lanzamiento. También se han vendido 25.000 DVD en un mes y es la primera vez que una serie de televisión es número uno de ventas. La productora destaca asimismo los acuerdos suscritos con Random House y con Planeta para la edición de libros sobre Pocoyó.

La serie en España

Ahora, Zinkia trata de trasladar el modelo a España. A pesar del éxito cosechado en el extranjero, en la productora reconocen las dificultades en el mercado local para las series dirigidas a los niños: 'En España no hay demanda de contenidos infantiles. Es uno de los grandes handicaps que tenemos, por eso Zinkia comenzó su desarrollo desde los mercados internacionales',

En su asalto al mercado español, Zinkia ha llegado a un acuerdo con TVE, por el que la cadena pública estrenará en septiembre la serie. Si bien los derechos de explotación de la marca seguirán siendo de Zinkia, la productora compartirá con el canal público parte de los beneficios generados con la venta de los productos. Para López, ésta puede ser una fórmula interesante para que las televisiones españolas se animen con los contenidos infantiles 'no sólo como generadores de gasto, sino como fuente adicional de ingresos', explica.

Los directivos de la productora, que además de Pocoyó ha realizado una serie de estética manga, Shuriken School, para niños de más edad, consideran que, poco a poco, la percepción de las cadenas españolas sobre el público infantil se irá transformando. 'Es cuestión de sensibilización', asegura López, 'sólo hay que mirar al mercado internacional, ésa es la clave'.

El 70% de los ingresos de Zinkia proceden de los derechos que generan sus series en el extranjero. La productora facturó el año pasado 2,3 millones de euros y tras cuatro años y medio de vida ha dejado atrás los números rojos, al obtener en 2005 un Ebitda de 893.934 euros y beneficio neto de 99.500 euros.

Los dueños de la empresa (los fundadores y socios empleados) no se plantean la entrada de nuevos accionistas para crecer: 'Ha habido acercamientos, pero no es el momento. Debemos ser pacientes y desarrollar el proyecto', afirman sus directivos.

Tecnología en 3-D y guiones de Estados Unidos

Pocoyó es una serie de 52 episodios de siete minutos, con tecnología en 3D y producida íntegramente en Madrid, si bien los guiones se elaboran en EE UU. Se estrenó en Reino Unido en septiembre de 2005, donde se ha convertido en uno de los tres programas preescolares más vistos, con el 20% de cuota de pantalla en público de 0 a 12 años; en Australia, emitida por la cadena ABC, la serie fue vista por el 60% de la audiencia de esa edad, cuota similar a la de Canadá (Treehouse TV). Además, ha sido premiada en el Festival Internacional de Animación de Annecy como la mejor producción de televisión y en el Festival El Chupete de publicidad infantil como el mejor personaje de niños.