Petroquímicas

El beneficio de Cepsa se estanca por la química

Cepsa ha mantenido estable su beneficio neto durante los primeros seis meses del año. Su resultado después de impuestos se recortó un 0,4%, hasta 485 millones, lastrado por el mal comportamiento de su negocio químico.

En un año marcado por el aumento de hasta el 33% del precio de referencia del crudo, la compañía ha conseguido mantener sin sobresaltos su beneficio atribuido, que ha alcanzado los 485 millones de euros. Durante los primeros seis meses del año, la compañía ha recortado su resultado un 0,41%, frente al del mismo periodo de 2005.

El Resultado Bruto de Explotación (Ebitda) creció un 3% y alcanzó 926 millones de euros, mientras que el resultado operativo se situó en 735 millones de euros, tras crecer el 1%.

Los beneficios registrados durante este periodo son el reflejo de la mejora registrada en la sección de Exploración y Producción. Este área de negocio alcanzó un beneficio antes de impuestos de 205 millones de euros, frente a los 169 millones de euros que alcanzó en los primeros seis meses del anterior ejercicio.

En el apartado de Refino y Distribución el aumento se situó en el 3%, hasta los 458 millones de euros. La producción de las refinerías de Cepsa alcanzó los 10,59 millones de toneladas, un 3% más que hasta junio de 2005, y las ventas, con un crecimiento del 1%, sumaron 13,8 millones de toneladas.

Las mejoras en estos sectores le han valido a la petrolera para compensar el descenso del 52% del resultado en Petroquímica Derivada. Los beneficios en este área se han reducido hasta 32 millones de euros. Según aseguró ayer la compañía, entre las principales causas del descenso se encuentra la caída de los márgenes debido al encarecimiento de las materias primas. Además, la compañía ha tenido dificultades para trasladar esta subida al precio final de sus productos.

La petrolera mantuvo el mismo beneficio antes de impuestos de su área de Gas y Electricidad que se cifró en 40 millones de euros. La caída del 16% de las ventas de electricidad fue compensada por el aumento del 89% de las del gas.

El beneficio por acción de la petrolera se situó al final del periodo en 1,81 euros. La rentabilidad sobre el capital empleado medio (Roace) se acercó al 19% y la relación entre la deuda neta y los fondos propios se situó en el 12%.

Las inversiones alcanzan 265 millones hasta junio

Durante los primeros seis meses de 2006, la petrolera española realizó inversiones por un valor total de 265 millones de euros. Más de la mitad de este desembolso fue destinado al área de Refino y Distribución, donde se invirtieron 171 millones de euros. Aquí se incluyen la construcción de la nueva planta de reformado de naftas ligeras en la Refinería La Rábida, la ampliación y actualización de plantas de producción en la refinería Tenerife o las inversiones realizadas en la red de estaciones de servicios y en el parque de bombonas. Otros 35 millones fueron destinados a Exploración y Producción, concretamente para activos de producción en los yacimientos de Argelia y Colombia. En Petroquímica Derivada, Cepsa invirtió 55 millones y construyó una tercera planta de fenol. Por último, en Gas y Electricidad invirtió otros 4 millones.