Nombramiento

BMW nombra a su jefe de producción nuevo presidente del grupo

El consorcio automovilístico alemán BMW ha puesto fin a las conjeturas sobre el futuro de su presidente, Helmut Panke, con la salida adelantada del ejecutivo y una reestructuración de la cúpula directiva que asegura continuidad. BMW comunicó ayer que el consejo de vigilancia ha elegido al actual jefe de producción, Norbert Reithofer, como sustituto de Panke. El cambio de funciones se hará efectivo el próximo 1 de septiembre.

Los medios de comunicación alemanes habían hecho cábalas durante las últimas semanas sobre la posible renovación del contrato de Panke, el directivo que ha llevado al fabricante a sucesivos récords de ventas y beneficios La prolongación del contrato de Panke al frente del consorcio. Su relación laboral expiraba en 2007, pero había dado lugar a un debate abierto en el sector, pues en BMW existe la norma tácita de no renovar los contratos de los puestos directivos cuando el responsable sobrepasa los 60 años, edad que Panke cumplirá en agosto.

Sin embargo, diversos miembros del consejo de vigilancia del grupo, como el propio Reithofer, han mostrado sus reticencias acerca de una posible prolongación de contrato del directivo. El nuevo primer ejecutivo, de hecho, había manifestado la semana pasada que 'las reglas están para cumplirlas'.

Su antecesor, probablemente, no haya recibido con agrado su salida. 'Me gusta ser capitán', reconocía recientemente, aunque aseguraba también que 'el banco de sustitutos está bien cubierto'. Con el nombramiento de Reithofer, BMW 'encauza la dirección de la compañía a largo plazo' y asegura continuidad como base para el desarrollo de la empresa en los próximos años, afirmó el presidente del consejo de supervisión, Joachim Milberg.

El directivo dijo que el gremio de vigilancia de BMW mostró 'gran agradecimiento y el más alto reconocimiento' a Panke por 'el éxito de su trabajo en la compañía'. Reithofer aterrizó en BMW en 1987, poco después de terminar la carrera y el doctorado, donde ascendió paso a paso hasta alcanzar puestos directivos. Tras gestionar fábricas en Alemania, Sudáfrica y EE UU, volvió a la central en la capital bávara, donde entró a formar parte de la dirección en 2000.

Más ventas y beneficios, menos valor

Helmut Panke puede sentirse satisfecho de su actuación al frente de BMW. Bajo sus órdenes, la compañía ha logrado adelantar en ventas a su rival Mercedes Benz. Desde que asumió la presidencia, las ventas de BMW han subido un 33%, hasta los 1,33 millones de vehículos, y el beneficio ha pasado de los 2.020 millones de euros de 2002 a 2.240 millones de 2005. En Bolsa, el comportamiento no ha sido positivo tras depreciarse el 19% desde 2002.