Informática

Apple se dispara en bolsa tras anunciar un aumento en sus beneficios del 47%

Apple ganó durante su tercer trimestre fiscal 371 millones de euros, un 47% más que en el mismo periodo de 2005, en el que generó unos beneficios de 293 millones de euros. La empresa ha conseguido así sus segundos mejores resultados trimestrales de la historia, gracias a las ventas del reproductor de música Ipod, cuyas entregas se incrementaron un 32%. Los títulos de Apple se disparaban en el Nasdaq por encima del 12% tras la presentación de resultados.

El gigante informático obtuvo una facturación de 4.370 millones de dólares (3.450 millones de euros), una cifra un 34% superior a la conseguida en el mismo periodo de 2005. El consejero delegado de la compañía, Steve Jobs, se mostró muy satisfecho por la evolución de la empresa durante el trimestre y destacó expresamente el éxito de ventas del Ipod.

La marca de reproductores de música más famosa del mercado ha conseguido una cuota de mercado del 75% en Estados Unidos. "Estamos muy entusiasmados con el futuro de la gama de productos Ipod", aseguró Jobs, mostrándose optimista respecto a los resultados del cuarto trimestre, para el que prevé una facturación en torno a los 4.600 millones de dólares (3.640 millones de euros).

Los buenos resultados también se debieron a las ventas de los ordenadores Macintosh con chips de Intel. Según las cifras proporcionadas por la compañía, Apple comercializó 1,33 millones de Macintosh en el trimestre, lo que supone un incremento del 12%, con respecto al mismo periodo del año anterior.

Las acciones de Apple se disparaban en el Nasdaq por encima del 12% tras la presentación de resultados por parte de la compañía, situándose por encima de los 60 dólares.

Intel se desmarca con pérdidas

Sin embargo, las cosas no le han ido tan bien al fabricante de componentes para ordenadores Intel, que ganó durante el segundo trimestre 885 millones de dólares (702 millones de euros), un 57% menos que en el mismo periodo del ejercicio precedente, en el que su beneficio ascendió a los 2.038 millones de dólares (1.600 millones de euros).

Las ganancias descendieron debido principalmente a un retroceso en las ventas de microprocesadores y placas base, lo que provocó una caída de los ingresos de un 13% respecto al mismo trimestre de 2005, hasta 8.009 millones de dólares (6.400 millones de euros). Por otro lado, la compañía esta reduciendo los precios de sus productos para hacer frente a la creciente competencia de ADM, su principal rival en el sector.

La compañía resaltó, no obstante, que las ventas podrían recuperarse en el próximo trimestre gracias a sus nuevos modelos de procesadores, Intel Core, Intel titanium e Intel Xeon, cuyos lanzamientos han sido adelantados y ya se encuentran en fase de distribución.

El presidente de Intel, Paul Otellini, mostró confianza en el funcionamiento futuro de sus nuevos productos: "En el año 2006 vamos a ofrecer la línea de productos más sólida del sector, distribuyendo muchos de estos nuevos productos antes de lo estimado originalmente".

Los títulos de Intel caían más de un 5% en el mercado norteamericano Nasdaq después de que la compañía hiciera público el comunicado con sus últimos resultados.