Controladores aéreos

USCA reconoce el rechazo en los centros de control a la prórroga de las horas extras

El sindicato de controladores aéreos USCA reconoció ayer, a través de un portavoz oficial, la falta de apoyo que está encontrando en los centros y torres de control el acuerdo firmado el miércoles de la semana pasada entre las direcciones de AENA y el propio USCA. Por dicho pacto las partes daban por prorrogado durante un año, hasta agosto de 2007, un acuerdo suscrito en origen en el año 2000, por el que se fijaban las condiciones por las que el colectivo de 2.100 controladores aéreos pueden realizar, de forma voluntaria, una cantidad de horas extraordinarias a cambio de una contraprestación económica elevada. Se estima que, durante la temporada alta, entre el 30 y el 40% de la actividad de control aéreo en España se cubre con ampliaciones de jornada. Esta es la enésima vez que se acepta la ampliación del acuerdo que viene a cubrir un déficit crónico en las plantillas de controladores de AENA, que no termina de solucionarse.

El portavoz de USCA aseguró que el sindicato ha estado buscando un acuerdo a largo plazo con AENA durante los seis últimos meses de negociaciones, pero que al no haber podido alcanzarlo, ha considerado que la prórroga del pacto de horas extras es 'un mal menor'. USCA reconoce que la responsabilidad con la que ha actuado la dirección del sindicato le ha dejado en evidencia ante sus afiliados.