Investigación

Bill Gates dona 228 millones de euros para la lucha contra el sida

Bill Gates, el hombre más rico del mundo merced a la creación del gigante de la informática Microsoft, ha donado a través de la fundación que dirige junto a su esposa 287 millones de dólares (228 millones de euros) para acelerar la búsqueda de una vacuna contra el sida.

La Fundación Bill y Melinda Gates ha entregado la citada cantidad a 165 investigadores en 19 países a través de 16 donaciones. Los científicos deberán usar a cambio los cinco laboratorios creados por el organismo. En la actualidad, la investigación se realiza en grupos pequeños que trabajan de forma independiente: el objeto de la citada condición es promover la colaboración entre los científicos, según ha informado la fundación.

¢Todos nos hemos vistos frustrados por la lentitud del progreso en el desarrollo de una vacuna contra el sida; sin embargo, se pueden conseguir logros si perseguimos intensamente las pistas científicas y colaboramos en vías nuevas¢, ha declarado uno de los asesores científicos de Gates, el doctor José Esparza.

El dinero debe servir, además de para desarrollar una vacuna contra la enfermedad, para mejorar los medicamentos ya existentes. Gates tiene previsto también pedir a los usuarios de ordenadores personales de todo el mundo que colaboren con la investigación como ya se ha hecho en otros grandes proyectos similares: el propietario de la computadora se descarga un pequeño programa de forma que, cuando él no la está usando, ésta pueda colaborar a través de Internet a llevar a cabo los cálculos que los científicos necesiten realizar. Miles de pequeños ordenadores domésticos enlazadas en la Red pueden ser así más potentes que una supercomputadora.

Gates visitó Ruanda el pasado fin de semana para oficializar una donación de 900.000 dólares que servirá para poner en marcha un centro de formación para médicos dedicados al estudio del sida en la región de los grandes lagos africanos (Ruanda, Uganda, Burundi, Tanzania y la República Democrática del Congo).

El África subsahariana es la región más castigada por esta epidemia, con cerca de 25 millones de personas infectadas. El 3% de los ocho millones de habitantes de Ruanda es portadora del virus. En todo el mundo hay más de 40 millones de personas infectadas.