Aerolíneas

Iberia y sus pilotos firman la paz laboral

El Sepla desconvocó ayer la huelga que realizaba desde el lunes sin conseguir un compromiso para mantener los puestos de trabajo del colectivo distinto del que Iberia le había ofrecido hace semanas. Las únicas contrapartidas son la renuncia de la compañía a emprender acciones judiciales contra el paro y a 'respetar la situación normativa actual' mientras se discute el convenio.

El presidente del Sepla en Iberia, Bernardo Obrador, aseguró ayer tras la firma con Iberia del pacto por el que desconvocaba las jornadas de paro que el sindicato de pilotos mantenía desde el lunes que 'la huelga ha merecido la pena'.

El compromiso asumido por Iberia de mantener los puestos de trabajo del colectivo de tripulantes hasta el 31 de diciembre de 2010 es básicamente el mismo que ha estado encima de la mesa casi desde el momento en que se anunció la convocatoria de la huelga.

Las únicas contraprestaciones significativas aceptadas por la compañía han sido la renuncia a iniciar acciones judiciales para que un juez determine si las razones aducidas para iniciar el paro eran legales. También se ha incluido un párrafo por el que las partes se comprometen a iniciar lo antes posible las negociaciones para la elaboración del convenio colectivo de los pilotos 'manteniéndose, mientras tanto, la situación normativa actual'.

Aunque ninguna de las partes ha querido explicar cual es esa 'situación normativa', todo indica que se refiere al mantenimiento en vigor o no de determinados apartados del anterior convenio colectivo de los tripulantes, toda vez que las relaciones laborales entre las partes han estado sometidas a laudo durante años. El último convenio colectivo firmado entre Iberia y sus pilotos es anterior a 1997.

El Sepla emitió ayer un comunicado en el que calificó el pacto firmado con la dirección de la empresa de 'victoria jurídica sin precedentes, ya que supone una garantía de la protección de los puestos de trabajo por encima de los que regula el actual ordenamiento laboral español'.

La mayoría de las organizaciones implicadas por una u otra razón en el conflicto han hecho una interpretación bien distinta de la desconvocatoria de la huelga y han coincidido en señalar que por primera vez, tras una huelga, el Sepla-Iberia no ha logrado doblegar la voluntad de la dirección de la empresa.

Un punto importante del pacto alcanzado entre Sepla e Iberia es el que convierte al ministerio de Fomento en 'garante' de los compromisos alcanzados, según explicó ayer la ministra Magdalena Álvarez al anunciar la desconvocatoria del paro en un acto en la que estuvo acompañada por el presidente de Iberia, Fernando Conte, y por el jefe de los pilotos, Bernardo Obrador.

Iberia, por otra parte, anunció ayer que los clientes que hayan tenido que cambiar sus reservas por la huelga de pilotos podrán viajar en los vuelos que tienen ahora reservados o en los que tenían antes de las cancelaciones, para lo que en el localizador de la reserva figurarán las dos opciones.

Para aquellos clientes cuya elección sea la de volver a la situación anterior a la huelga, la aerolínea recomienda que se pongan en contacto con su agencia de viajes o con Serviberia para confirmar el vuelo elegido.

La cotización de Iberia en la Bolsa se saldó ayer con una subida del 2,03%, el mayor repunte entre los valores del Ibex 35, que situó el precio de sus acciones en 2,01 euros.

La mayoría de las novedades que incluye el acuerdo firmado ayer aparecen en la primera parte, 'Garantía de mantenimiento de empleo'. æpermil;ste incluye ahora un apartado que antes estaba situado como 'principio de buena fe' y que hace referencia al compromiso de la aerolínea de no dejar de operar en la red de corto y medio radio, garantizando que no se reducirán puestos de trabajo. En el mismo apartado, se compromete a cubrir con personal de la compañía las necesidades de pilotos para la red de largo recorrido.

Iberia también se ha comprometido a no realizar extinciones contractuales por las causas concretadas en los artículos 51 y 52 c del Estatuto de los Trabajadores.

El acuerdo añade, al respecto de la Comisión de seguimiento paritaria entre el Sepla e Iberia, que la compañía además de informar del abandono de cualquier ruta, tendrá que explicar las razones y el impacto laboral de su decisión.

Los clientes afectados por el paro pueden recuperar su antigua reserva o mantener la nueva