CincoSentidos

Becarios con espíritu solidario

Estudiantes latinoamericanos completan estudios en Valencia.

Completar los estudios en España y desarrollar la vocación social. Ese es el objetivo de las becas que desde hace 10 años otorga la Fundación Bancaja a estudiantes latinoamericanos y que por primera vez cuentan con la posibilidad de realizar un máster en la Universidad de Valencia. La peculiaridad de estas becas es que en la selección de los 15 estudiantes que las disfrutan cada año se prima el hecho de que tengan experiencia en acciones de desarrollo y cooperación en sus respectivos países.

Esta vocación social es la que tienen por ejemplo Diana Santana, Néstor Barrientos o Isela Valentín, tres de los becarios que están a punto de volver a Nicaragua, El Salvador y México, respectivamente, tras 8 meses en Valencia.

Durante este tiempo estos licenciados en Derecho o Económicas, entre otras carreras, han realizado un máster que les facilitará su inserción en el mercado laboral de su país. Pero paralelamente, y junto a prácticas laborales en Bancaja, han estado viviendo en un colegio mayor situado en una zona deprimida de la capital valenciana, el barrio de La Coma, donde han participado en diversos proyectos sociales.

Pero lo más importante es que a la vuelta, estos estudiantes tienen previsto aplicar sus conocimientos en el desarrollo de sus países. Néstor, por ejemplo, con una licenciatura de Económicas, señala que su vocación es trabajar para una ONG. Algo similar a Isela, que ha realizado ya en México diversas acciones tendentes a dinamizar a las poblaciones indígenas que han sido desplazadas de sus zonas naturales a las grandes ciudades. 'En mi país no hay programa de apoyo para estas migraciones, lo que provoca que se incrementen las desigualdades sociales', señala Isela.

Y es que todos son conscientes de las dificultades que han atravesado sus países en las pasadas décadas y hacen un análisis muy claro de por qué están surgiendo movimientos políticos ajenos a los partidos tradicionales. 'La corrupción de la clase dirigente ha sido el principal problema de nuestros países', explica Diana, que confía en poder trasladar a otros en su país los conocimientos sobre derecho económico que ha recopilado en España.

Bancaja dedica a este programa medio millón de euros anuales y a través de los ex becarios ha creado una red de colaboración en distintos países de Latinoamérica para realizar el seguimiento de los proyectos que realizan los que han participado en el programa, al tiempo que sirve para intercambiar experiencias de unos jóvenes que ven el futuro de su país en sus manos.

Futuro y empleo

¦bull; Las becas que otorga Bancaja a estos estudiantes cubren todos los gastos de su estancia en España. Algunos becarios llegan a enviar dinero de la misma a sus familias.

¦bull; Durante su estancia en España, al margen de sus estudios y actividades sociales, realizan prácticas en las oficinas de la entidad en los departamentos de asesoría jurídica, riesgos, extranjero, etcétera, dependiendo de su carrera.

¦bull; Desde su puesta en marcha han participado en el programa 100 estudiantes. Todos han vuelto a sus países de origen y se han integrado en el mercado laboral.

¦bull; Grupos de ex becarios han fundado en sus países de origen asociaciones que han creado residencias universitarias para acoger a estudiantes con pocos recursos.