Hoteles

Barceló compra por 36 millones el 63% del hotel mallorquín Formentor

Barceló ha adquirido el 63% de la sociedad que controla el hotel Formentor, situado al norte de Mallorca. La cadena copresidida por Simón Pedro Barceló quiere posicionarse en el segmento alto del mercado.

Barceló ha adquirido, por 36 millones de euros, el 63% del capital de la entidad propietaria del Hotel Formentor, con lo que se convierte en el accionista mayoritario del emblemático establecimiento de lujo de las Islas Baleares, construido en 1929.

El grupo hotelero mallorquín se ha hecho con este porcentaje al comprar la participación del accionista mayoritario de la sociedad, Miguel Francisco Buadas. Su familia, según Europa Press, mantendrá el 20% del capital. En la compra también se incluyen 1.200 hectáreas, donde se ubican varias instalaciones y un bosque.

Fuentes de la cadena hotelera expresaron su satisfacción e ilusión por esta compra, al tratarse de un 'producto emblemático y espectacular'. En un comunicado, el grupo hotelero copresidido por Simón Pedro Barceló asegura que esta iniciativa se enmarca 'dentro del ambicioso plan de expansión de la cadena y de su clara apuesta por posicionarse dentro del segmento alto del mercado, teniendo como objetivo que en 2010 todos los hoteles Barceló sean de cuatro y cinco estrellas'.

La compra del hotel Formentor demuestra que '75 años después de su creación' Barceló 'sigue apostando' por la isla donde se creó la compañía. En este sentido, detalló que el grupo acaba de renovar varios hoteles de su portafolio en Mallorca.

Ubicado en primera línea de playa de la península de Formentor, al norte de Mallorca, el hotel cuenta con 127 habitaciones y suites. El establecimiento fue construido en 1929 por el millonario argentino Adam Diehl, que compró la finca a los familiares del poeta Miquel Costa i Llobera por 520.000 pesetas. El establecimiento se hizo popular gracias a la presencia de políticos, escritores o actores como Winston Churchill, Mario Vargas Llosa o Lawrence Olivier. Además, fue la sede de la Cumbre Europea de 1995 y del Foro Formentor, en el que se dan cita jefes de estado y políticos del arco mediterráneo.