Textil

Ferrys salva otra crisis con una quita del 50% de los organismos públicos

La firma textil Ferrys ha llegado a un acuerdo con sus principales acreedores para levantar la suspensión de pagos. El convenio, que ahora deberá ser ratificado por los acreedores ante el juzgado encargado del proceso concursal, supone una quita del 61,5% del pasivo.

El último escollo para salir de la crisis de la histórica firma ha sido lograr un recorte de lo que adeudaba a la Seguridad Social, la Agencia Tributaria y el Fondo de Garantía Salarial. Los tres organismos han accedido finalmente a realizar una quita del 50% de la deuda, mientras que el resto de grandes acreedores, el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), Bancaja y la CAM, han recortado una media del 65%. En total, de los 65 millones de pasivo que declaró en el proceso concursal, Ferrys se ha quedado en 25 millones.

En los próximos 10 años, Ferrys deberá pagar 5,98 millones a la Seguridad Social; 5,05 millones a Hacienda; 4,3 millones al IVF; otros 4,3 millones a Bancaja; 3,1 millones al Fogasa; y 0,44 millones a la CAM.

Viabilidad

El propietario de Ferrys, José Luis Pons, señaló que, paralelamente a la propuesta de convenio, se ha presentado un plan de viabilidad 'basado en el incremento de los márgenes'. Esto implica fabricar la mayor parte de los productos, especialmente los que no tienen valor añadido, fuera de España, algo que ya hace en gran parte.

Pons señaló que esto no implicará reducción en la plantilla de 350 empleados, porque ya se ha recortado.