Laboral

Seat abre la puerta al regreso de los despedidos en el último ajuste

El presidente de Seat, Andreas Schleef, admitió ayer la posibilidad de que parte de los trabajadores afectados por el último expediente de regulación (afectó a 660 trabajadores) puedan volver a la empresa a través de contratos de relevo. Schleef remarcó que 'no descarto que a medio plazo pueda haber nuevas incorporaciones, aunque actualmente con la plantilla que tenemos podemos absorber aumentos de producción'. El máximo responsable de la filial de Volkswagen se mostró satisfecho de la evolución de la empresa este año, destacando que consiguió el primer puesto en ventas en el mercado español en febrero pasado. Schleef realizó estas declaraciones tras el acto de inauguración del nuevo edificio corporativo que ha construido en la factoría de Martorell (Barcelona). Schleef celebró el plan de la Generalitat catalana de iniciar el proyecto para potenciar la comunicación vía tren con la factoría. Con todo, reclamó que este servicio se amplíe al transporte de viajeros, puesto que en la nueva sede social trabajan 600 personas. Finalmente, criticó los micro cortes eléctricos que sufre la planta, 'que provocan varias horas en el reinicio de los sistemas informáticos'. Gaz de France abandonó hace dos años la instalación de una planta de ciclo combinado en Martorell.