Empresas

Forgeard asegura que vendió acciones de EADS legalmente

Noel Forgeard, copresidente de EADS, negó ayer que utilizara información privilegiada al vender hace tres meses las acciones de la empresa, que se desplomaron el martes tras conocerse el retraso en la entrega del superavión A-380 por problemas técnicos.

Dos días después de que EADS perdiera más de la cuarta parte de su valor en Bolsa, Forgeard declaró en la emisora de radio Europe 1 que, cuando vendió su paquete de opciones sobre acciones y decenas de miles de títulos de tres de sus hijos el pasado marzo, desconocía los retrasos en las entregas del avión gigante de Airbus.

Afirmó 'categóricamente' que 'no tenía información privilegiada' y aseguró que, de haberla tenido, no habría vendido su paquete de opciones, que le generó plusvalías de unos 2,5 millones de euros.

'No estábamos al tanto, ni los accionistas, ni los directivos de EADS', insistió Forgeard, al precisar que la dirección del grupo fue informada tan sólo 'en el curso de abril' sobre los retrasos.

El copresidente de EADS, que dice que aún tiene casi la mitad de sus opciones sobre acciones del grupo, aseguró que no tiene 'nada' que ocultar y que la operación se hizo con 'toda' transparencia.

Las explicaciones de Forgeard, quien presidió Airbus de 1998 a 2005, cuando después de un tira y afloja entre París y Berlín, pasó a copresidir EADS junto con el alemán Thomas Enders, no han atajado la polémica. Los títulos de EADS sufrieron ayer una mínima pérdida tras repuntar casi un 7% la víspera.

La oposición de izquierdas ha pedido al Gobierno francés (accionista de EADS) que esclarezca 'plenamente' el asunto, mientras que varios dirigentes sindicales han denunciado un 'escándalo'.

El presidente de la República, Jacques Chirac, mostró su 'total confianza' en que el consorcio aeroespacial y de defensa EADS superará el problema creado por los retrasos en el programa de su filial Airbus para finalizar el proyecto del avión gigante A-380.

En una rueda de prensa en Bruselas, donde participó en la reunión del Consejo Europeo, Chirac señaló que el retraso está causado por cuestiones técnicas.

Al respecto, aseguró 'no estar preocupado por el A-380 ni por las soluciones técnicas' que deben solventar esos problemas. Concluyó afirmando que EADS 'es un gran éxito europeo'.

Zapatero muestra su apoyo al proyecto

José Luis Rodríguez Zapatero, se comprometió ayer a dar el 'respaldo necesario' al consorcio aeroespacial europeo EADS, fabricante del Airbus A380, para que 'supere sus problemas', según explicó en rueda de prensa en Bruselas al ser preguntado si España, como accionista, estaría dispuesta a aportar dinero para ayudar a EADS. El presidente del Gobierno español dijo que 'desde siempre en este proyecto, España ha expresado un compromiso activo y estamos dispuestos, dentro de las lógicas limitaciones, a dar el respaldo necesario'. Hasta el momento, el 'número uno' de Airbus, el alemán Gustav Humbert, ha guardado silencio. Tampoco se ha expresado sobre la controversia el copresidente del grupo EADS, Thomas Enders, quien tampoco figura entre los ejecutivos que vendieron acciones.