CincoSentidos

El mayor escaparate del arte contemporáneo

Mañana abre sus puertas la Feria de Basilea. 290 galerías, 7 españolas, muestran la obra de 2.000 artistas

Los signos indican que estamos ante una gran edición de Art Basel'. Tomas March, de la galería valenciana del mismo nombre, participa desde 1992 en la Feria de Arte de Basilea, a la que los medios califican como la mejor del mundo (Le Monde) o las olimpiadas mundiales del arte (The New York Times). Al principio, reconoce March, le costó llamar la atención, el mercado se resentía tras la Guerra del Golfo, pero a finales de la década los inversores empezaron a dar muestras de confianza, más contundentes desde los últimos cuatro años, que se evidenciaron en 2005 con una edición histórica, que atrajo la cifra récord de 56.000 visitantes. Toda una garantía para la 37 edición que arranca mañana.

Basilea pone el marco y 290 galerías de 30 países de los cinco continentes aportan la oferta de 2.000 artistas de los siglos XX y XXI. La Feria de Arte de Basilea espera en los próximos cinco días la visita de 55.000 personas, entre coleccionistas, agentes, artistas, conservadores de museos y amantes del arte en general. En el Hall 1 y 2 de Messe Basel, el Centro de Congresos Suizo, se concentra la oferta más amplia del arte contemporáneo, representada desde los grandes maestros a las generaciones más recientes.

Junto a Tomás March, otras seis galerías españolas (Juana de Aizpuru, Helga de Alvear, Elba Benítez, Soledad Lorenzo, Pepe Cobo y Joan Prats) mostrarán a los grandes coleccionistas americanos y europeos lo más nuevo de la creación de nuestro país. Helga de Alvear, galería veterana en la feria, presente en su comité, es optimista sobre las perspectivas del mercado. 'Los ahorros se están dirigiendo al arte. Mientras los inviertas en arte bueno, no hay problema', señala De Alvear en alusión a la crisis de Afinsa, con presencia también en el mundo del arte. 'Basilea es un escaparate. Los coleccionistas importantes se citan allí', recuerda.

Esa presencia ha animado a Elba Benítez a estrenarse en Suiza. La galería madrileña participó en 2002 con el proyecto La habitación de los himnos de Francisco Ruiz de Infante, un artista residente en Francia, dentro del programa Art Statement. Su presencia en Art Basel Miami, la hermana pequeña de Basilea, le ha abierto las puertas al selecto programa general de galerías. 'Una parte importante de nuestra clientela es americana o de origen europeo. Tenemos mejores resultados en Miami que en Arco y esperamos consolidar esa evolución en Basilea', señala Pía Ogea para respaldar la decisión de la galería Elba Benítez de probar suerte en el principal escaparte mundial del arte contemporáneo.

El prestigio de la feria suiza está a la altura del desembolso que exige participar en ella. La suma del alquiler del stand, transporte, seguros, embalajes y estancia en la ciudad no baja de los 40.000 euros, calculan algunos galeristas. 'Es una feria cara, pero un excelente lugar para negociar proyectos futuros. Nuestro objetivo son las ventas, pero también fomentar la carrera de nuestros artistas', precisa Pía Ogea.

Tomás March da por buena la inversión. Basilea reúne condiciones únicas para ser la número uno: allí están los bancos, hay tradición histórica de coleccionismo y de museos, con una amplia oferta cultural de exhibiciones, esculturas al aire libre, teatro o conciertos, y, además, disfruta de una situación geográfica estratégica, a una hora de avión o pocas horas de tren de París, Londres, Milán, Viena, Colonia y Venecia. Un escaparate que encuentra amplio eco en los medios, a través de los 1.800 medios de comunicación presentes en la feria. 'Es una oportunidad para contactar con coleccionistas, además de una ocasión para enseñar a los artistas de la galería y conocer todo lo nuevo de cara a incorporar nuevas exposiciones', explica March.

Las galerías destacan los beneficios de la feria para la proyección de los creadores españoles. 'Es una forma de promoción impresionante', comenta Helga de Alvear, que este año destaca la presencia de un vídeo de Alicia Framis, artista que actualmente expone en el CapcMusée de Burdeos.

Tomás March lleva a Suiza las propuestas de artistas como Xisco Mensua, Mireya Masó, Ian Wallace, José Antonio Orts, José María Mellado o José Ramón Amondarain. 'Para los artistas, Basilea es una enorme lección de aprendizaje. Tienen la posibilidad de que coleccionistas, directores de museos y críticos vean su obra. Algo que no conseguirían en Arco. Es la mejor plataforma en el exterior'.

Un día especial

El viernes 16 de junio, la feria se consagra al professional day, un programa en el que las 64 galerías organizan actividades especiales para profesionales, entre ellas, Elba Benítez. La madrileña remodelará su stand para mostrar la obra de Ignasi Aballí.

Para el artista barcelonés, de 47 años, su presencia en Basilea 'es una oportunidad de que gente especializada y conectada a diferentes sectores del mundo del arte vea tu trabajo'. A la vez, valora la posibilidad de ver las obras de artistas que le han influenciado y confrontar su trabajo con el suyo.

Aballí compone su obra con recortes de periódico, restos de tejidos o fenómenos naturales. A menudo, su trabajo se mueve por contrarios: visible/invisible, perceptible/imperceptible, ausencia/presencia.

En su segunda participación en Basilea, presentará diferentes obras de series realizadas en los últimos 4 años.