Seguros

Swiss Re se hace con el negocio de seguros de General Electric por 5.870 millones de euros

La compañía suiza Swiss Re cerró ayer la adquisición del negocio de seguros del estadounidense General Electric por 7.400 millones de dólares (5.870 millones de euros). Con esta compra, Swiss Re consigue saltar un puesto en el ranking mundial y convertirse en la mayor reaseguradora, por delante de la alemana Munich Re.

'La compra de la unidad de seguros de General Electric consolida la posición de liderazgo de Swiss Re', señaló ayer en un comunicado el presidente del grupo, Jacques Aigrain. El máximo responsable de la compañía suiza añadió que los planes más inmediatos pasan por 'actuar rápidamente para integrar las soluciones de seguro de General Electric y añadir al grupo los beneficios de una base mayor de clientes y de productos'.

La financiación de la operación, que en un principio se anunció que se elevaría a 8.500 millones de dólares (6.740 millones de euros), se ha realizado mediante el pago de 6.800 millones de dólares (5.400 millones de euros). A esta cifra se le han sumado alrededor de 600.000 dólares (476.000) por 'ajustes' en el cierre de la adquisición, según el grupo suizo. Swiss Re afirmó que para hacer frente a esta adquisición la compañía ha utilizado dinero en efectivo, obligaciones convertibles y deuda híbrida.

Swiss Re explicó ayer que, desde que se hicieron públicos los planes de compra en noviembre de 2005, el valor contable de la división de seguros de General Electric se ha incrementado en 1.700 millones de dólares (1.350 millones de euros) debido a la liquidez que le ha inyectado la compañía estadounidense y a los beneficios obtenidos en este periodo.

Dentro del acuerdo se incluye que General Electric contará con una participación del 9% de Swiss Re, un paquete de acciones que la compañía estadounidense se ha comprometido a mantener durante al menos un año a partir del cierre de la operación.

La compañía suiza tiene previsto culminar la integración del negocio de seguros de General Electric en los próximos 18 meses. Espera obtener un ahorro de costes de cerca de 300 millones de dólares (238 millones de euros) a finales de 2007 y prevé la eliminación de unos 1.500 puestos de trabajo.