Aéreo

Reino Unido y España, los paraísos de los vuelos baratos

La marea de las compañías aéreas de bajos costes se muestra imparable en Europa, y España es el mercado más beneficiado, o afectado, por el fenómeno, tras el Reino Unido. Eurocontrol, la organización europea para la seguridad de la navegación aérea, que tiene como objetivo primordial el desarrollo de un sistema paneuropeo homogéneo de gestión del tráfico continental, analiza con profundidad la evolución de este tipo de aviación y ha hecho público un informe en el que se retrata el enorme vigor del crecimiento de las llamadas low cost.

La cuota de mercado de este nuevo tipo de aerolíneas ha aumentado en Europa en los últimos 12 meses de forma contundente y durante el pasado mes de mayo ha conseguido alcanzar una cuota del 16,3% de todos los vuelos del Viejo Continente.

En su estudio, hecho sobre datos estadísticos directos del tráfico que coordina, Eurocontrol detecta que desde mayo de 2005 a mayo de 2006 las compañías de bajo coste han logrado sumar 2,4 puntos porcentuales a su cuota de mercado.

El Reino Unido es el mercado que muestra una mayor permeabilidad a este tipo de tráficos. Sumando todos los vuelos que parten o aterrizan de aeropuertos británicos, el 32% son operados por compañías de bajo coste. Justo el doble de la media europea.

Polonia y España comparten el segundo lugar de esta clasificación continental y, en ambos casos, el 21% de los vuelos en sus cielos corresponden a esta modalidad de tráfico aéreo.

La relevancia del crecimiento de las compañías de bajos costes en España no sólo hay que medirla por el alto porcentaje de los vuelos de este tipo que transitan los cielos nacionales sino, sobre todo, por el papel capital que nuestros aeropuertos juegan en este negocio como receptores que son del mayor volumen de viajeros vacacionales en todo el continente.

Así, mientras el tráfico de compañías de bajos costes entre destinos españoles se sitúa en el puesto número 16 entre las principales relaciones europeas servidas por aerolíneas de vuelos baratos y supone sólo el 1,4% de todos las operaciones aéreas en Europa, las conexiones hechas por las low cost entre España y el Reino Unido y España y Alemania ocupan un lugar mucho más relevante.

De hecho, las rutas entre el Reino Unido y España son las conexiones entre distintos países europeos en las que el nuevo negocio de los vuelos baratos ha conseguido una mayor penetración. Concretamente, estas relaciones acaparan el 8% del total de los vuelos europeos, y sólo tienen menor relevancia que las uniones de las low cost entre aeropuertos del Reino Unido, con una cuota de mercado del 13%.

El tráfico entre Alemania y España se sitúa en el noveno puesto de las rutas con un mayor peso de las empresas de vuelos baratos y, además, sufre una significativa caída al ser sobrepasada en esta clasificación por otras cuatro relaciones entre otros tanto países europeos.

De los cinco primeros aeropuertos europeos con mayor tráfico de vuelos baratos, tres se encuentran en Londres. El cuarto también se sitúa en las islas británicas, en Dublín, y sólo el quinto está ubicado en el continente, en Bonn, la antigua capital de Alemania. Entre los aeropuertos españoles, el más visitado por las low cost es el de Palma de Mallorca, que está situado en el puesto número siete. Por detrás, en el puesto ocho se encuentra El Prat de Barcelona, y Pablo Picasso de Málaga en el lugar 13.

El Prat

El aeropuerto de Barcelona se ha convertido en el gran receptor en España de los incrementos de actividad de las compañías de bajos costes. El año pasado ocupaba el puesto número 11 en el ranking europeo, mientras este año se ha situado en el lugar ocho.

Comienza la selección natural en el bajo coste

Europa cuenta ya con 50 compañías operativas de bajo coste. La cifra es alta pero, según el estudio de Eurocontrol, puede que nos encontremos en ese punto en el que ha comenzado a producirse un proceso de concentración. La selección natural ha eliminado, en términos absolutos, a dos aerolíneas. En mayo del año pasado operaban en Europa 52 low cost. El número de vuelos realizados por estas compañías ha aumentado en un 23% durante el ejercicio, llegando a alcanzar 3.700 vuelos diarios en los cinco primeros meses de 2006. Actualmente hay 15 transportistas de bajo coste con más de 50 vuelos diarios, frente a los 13 de sólo hace un año.

Finlandia, Polonia, Dinamarca y Letonia son los países más dinámicos en este negocio y han visto cómo la cuota de mercado de las compañías de bajo coste se disparaba en más de cinco puntos porcentuales, mientras que en otros países como Hungría, Eslovenia y Grecia ha disminuido.

La media en el conjunto del continente se sitúa en torno a los dos puntos porcentuales de aumento anual, que es la misma tasa de crecimiento de la cuota de mercado registrado en años anteriores.

10 de las principales 25 combinaciones de rutas entre países (de salida/destino) incluyen al Reino Unido, y representan el 42% del total de estos vuelos. Eslovaquia es el mercado nacional donde los vuelos domésticos se encuentran más dominados por las compañías de bajo coste.