Fondos de Pensiones

Noruega saca del plan de pensiones públicos a Wal-Mart por razones éticas

El Gobierno noruego ha vetado a Wal-Mart y Freeport del fondo de pensiones estatal que gestiona, uno de los principales del mundo con un patrimonio de unos 193.000 millones de euros, por razones éticas.

Noruega no comulga con las prácticas empresariales de Wal-Mart y Freeport. En los dos últimos meses el fondo de pensiones de 193.000 millones de euros que gestiona el Banco Central Noruego ha vendido las acciones y bonos que poseía de ambas compañías, valoradas en 337 millones de euros.

La decisión se basa en las conclusiones de un comité ético noruego recogidas en un informe en noviembre de 2005. 'La recomendación de excluir a Wal-Mart responde a una violación sistemática de los derechos humanos y los derechos laborales de sus trabajadores', comentó el ministerio de finanzas noruego en un comunicado. 'La exclusión de Freeport se basa en los graves perjuicios medioambientales que causa', añadió.

El comité ético ha evaluado las actividades de Wal-Mart en Estados Unidos, Canadá, Noruega, El Salvador, Honduras e Indonesia, entre otros países para encontrar una larga lista de irregularidades. 'Emplea de forma sistemática a menores de edad, en condiciones de trabajo peligrosas, discrimina a la mujer y no compensa las horas extras de los empleados', concluye el informe. Wal-Mart no ha respondido a las alegaciones noruegas.

Problemas medioambientales

Freeport, una compañía minera con sede en Nueva York y que opera en las principales minas de cobre del mundo, tampoco salió bien parada por el perjuicio medioambiental que causa en Nueva Guinea. 'Desecha 230.000 toneladas de sedimentos y metales pesados como cobre, cadmio y mercurio al cauce natural de un río, infligiendo un grave daño al bosque tropical y al pueblo indígena', explicó el comité.

Freeport ha rechazado todas estas acusaciones, aunque no ha presentado pruebas contrarias, según explicó el comité.

El fondo de pensiones global del gobierno noruego invierte los excedentes que genera la explotación de petróleo en el país en bonos y acciones extranjeras. A final de marzo tenía una valoración cercana a 1,5 billones de coronas suecas (193.200 millones de euros). Un total de 19 empresas se han visto excluidas de este fondo por razones éticas, entre las que se incluyen las expulsiones Boeing, Bae Systems o Northrop Grumman este mismo año.