Nombramiento

Luisa Fernanda Rudi y Mario Alonso se disputan la presidencia de los auditores

La ex presidenta del Congreso Luisa Fernanda Rudi lidera una de las candidaturas a la presidencia del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España. Rudi disputará el puesto a Mario Alonso, socio de Auren y con un perfil más profesional.

Tras dos mandatos de cuatro años, José María Gassó, el actual presidente del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España (ICJCE), corporación profesional que representa el 86,6% de la facturación del mercado de la auditoría, deberá dejar su puesto tal como mandan los estatutos, y dar paso a una nueva presidencia.

El traspaso de poderes ya tiene fecha. Se producirá durante el XV congreso nacional que el instituto celebrará entre los días 25 y el 27 del próximo mes de octubre. El evento lo inaugurará el actual presidente y lo clausurará el nuevo. Lo que queda aún pendiente de determinar es a quién traspasará José María Gassó la responsabilidad del cargo.

Hasta el momento sólo se han perfilado claramente dos candidaturas, aunque fuentes cercanas a los auditores opinan que tal vez surjan nuevos nombres con los que deban medir sus fuerzas la ex presidenta del Congreso de los Diputados, Luisa Fernanda Rudi, y el fundador y máximo responsable de Auren y presidente de Agrupación primera del ICJCE (que engloba el territorio del centro de España del instituto), Mario Alonso.

En el seno del instituto reconocen que las candidaturas de Rudi y de Alonso representan opciones muy diferentes. Una, más conocida fuera de las filas de la organización de profesionales y con un perfil más institucional y, el otro, más técnico, que conoce a la perfección la profesión y sus problemas. 'La candidatura de Mario Alonso representa una opción más continuista, pero en todo caso, van a ser las dos vías sobre las que habrá de elegirse al nuevo presidente', señalan fuentes de los auditores.

Hay quienes opinan que aún están por llegar otras candidaturas que se unirán a las de Alonso y Rudi. æpermil;stas podrían proceder de alguna de las grandes firmas auditoras y otra más en representación de las firmas medianas.

El único requisito para presentar una candidatura a la presidencia del ICJCE es ser mayor de edad, tener aprobado el examen al ROAC (Registro Oficial de Auditores de Cuentas) y contar con un equipo capaz de cubrir la mitad más uno de las plazas que componen el consejo directivo, es decir, de seis profesionales.

Sin embargo, son muchos los profesionales de la auditoría que preferirían que existiese tan sólo una candidatura dispuesta a sustituir al actual equipo directivo, bajo cuyo mandato el instituto ha crecido hasta aglutinar a la inmensa mayoría de la profesión. Por eso, fuentes cercanas al instituto señalan que se tratará de fomentar un acercamiento al menos entre los dos candidatos que ya se conocen para tratar de que en el mes de julio se convoquen oficialmente las elecciones que se celebrarán en septiembre.

Una de las tres corporaciones del sector

La unificación de las tres corporaciones de auditores que conviven en España (censores jurados de cuentas, economistas y titulados mercantiles) han tratado de unir sus fuerzas en muchas ocasiones. Pero no han tenido mucho éxito. El Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España (ICJCE) es la corporación mayoritaria. Representa a la mayor parte de las firmas, o al menos a las de mayor tamaño, y más del 60% de la facturación total del sector. El ICJCE es formalmente una corporación de derecho público, vinculada orgánicamente al Ministerio de Economía, cuyos orígenes se remontan a diciembre de 1942, cuando se decretó su creación y la posterior incorporación de los miembros que integraban los Colegios Contadores Jurados que existían en aquel momento.