Hosteleria

Los restaurantes denuncian a los emisores de vales de comida

El acuerdo entre las empresas emisoras de los vales y el Santander mantiene unas comisiones para los establecimientos hosteleros de entre un 3% y un 9,6%, y establece una tasa de descuento mínima de 0,55 euros por transacción, que vulnera el acuerdo de rebaja de comisiones alcanzado entre el sector bancario y el comercio en diciembre pasado.

Según este acuerdo, las comisiones máximas por el cobro de tarjetas bancarias en los comercios no pueden exceder para el año 2006 del 1,40% y de 0,53 euros por transacción, mientras que las nuevas tarjetas suponen para las empresas de hostelería un coste de entre un 3% a un 6%, y si se quisiera cobrar en el momento en que se presta el servicio el coste llegaría hasta un 9,6% del valor actual del vale, que está en 7,81 euros por comida.

Además, el banco Santander y las empresas de vales de comida imponen unilateralmente a las empresas de hostelería, para poder seguir manteniendo el servicio de vales de comida, la obligación de instalar un datáfono del banco Santander para la facturación de las nuevas tarjetas, cuyo coste asciende a 20 euros al mes.

Los denunciantes aseguran que como consecuencia de la posición de dominio que ostentan las empresas emisoras, esta condición implica la imposición de una prestación subordinada prohibida por la normativa protectora de la competencia.