Electrodomésticos

Braun rechaza el plan de la Generalitat de mantener una línea de producción

El vicepresidente de producción de Braun, Christian Leonhard, descartó las alternativas presentadas por el consejero de Trabajo de la Generalitat catalana, Jordi Valls, y el secretario general de Industria, Joan Trullén, en la reunión mantenida la tarde de ayer en la sede del grupo en Fráncfort (Alemania). Valls y Trullén intentaron convencer al directivo de Braun para mantener abierta la factoría española con alguna línea de producción.

Los responsables de las dos administraciones ofrecieron toda la colaboración para encontrar alternativas 'comerciales e industriales' a la factoría, según un comunicado emitido ayer. Valls y Trullén incluso aseguraron más ayudas en investigación para mantener el centro de I+D, que la multinacional ya anunció que trasladaría al centro tecnológico alemán de Kronberg, al no tener sentido mantenerlo en sus instalaciones de Esplugues (Barcelona) si cierra la factoría que produce planchas y batidoras. La comitiva española reconoció su pesimismo al término de la reunión, aunque mantiene la intención de reunirse el próximo día 12 con representantes de Procter & Gamble (propietario de Braun) en Ginebra.

Con todo, el grupo alemán indicó en otro comunicado que 'los subcontratistas españoles' podrán continuar abasteciendo al grupo tras el cierre de la planta, que concentra una plantilla de casi 700 trabajadores y ofrece trabajo indirecto a cerca de 2.000 personas.