Reforma Laboral

La reforma laboral se tramitará como ley, pero por vía de urgencia

El Gobierno ya ha aceptado que la tramitación de la reforma laboral se haga a través de una proposición de ley (que admite enmiendas de los grupos), en lugar de una mera convalidación del Real Decreto pactado con la patronal y los sindicatos, según admitieron ayer distintas fuentes parlamentarias y sindicales. Sin embargo, esta tramitación como proyecto de ley podría hacerse por vía urgente, lo que permitiría tener lista la ley en un mes en lugar de dilatarla en el tiempo varios meses.

Se trata de una solución de consenso que permitiría introducir algún cambio en la norma si crear una situación de incertidumbre entre los empleadores. Según admitieron fuentes parlamentarias si la tramitación no fuera urgente, los empresarios podrían empezar a aplicar el decreto tan pronto lo apruebe el Consejo de Ministros, sin esperar a que el Parlamento tenga lista la ley, por lo que se crean unos meses de cierta inseguridad, 'y cuantos menos sean mejor', añaden estas mismas fuentes. Así el texto final entraría en vigor en octubre o noviembre como muy tarde.

Los sindicatos ya se han entrevistado con todos los grupos parlamentarios para solicitarles que las enmiendas que presenten no modifiquen el núcleo sustancial del acuerdo, algo que provocaría un claro conflicto con los interlocutores sociales.

Acuerdo de pensiones

Por otra parte, el Gobierno, la patronal y los sindicatos barajan la semana del 19 de junio para firmar formalmente el acuerdo de pensiones. Los órganos de dirección del sindicato UGT dieron ayer el visto bueno a este acuerdo, mientras que CC OO convocó un Consejo Confederal extraordinario para el 12 de junio, en el que esperar ratificarlo. La CEOE avalará la firma del acuerdo el martes de la próxima semana.