Adquisiciones

BAA da el visto bueno a la Opa de Ferrovial y la prefiere a la de Goldman Sachs

El consorcio encabezado por Grupo Ferrovial va a anunciar hoy que ha llegado a un acuerdo con el operador de aeropuertos británico BAA, después de examinar una contraoferta de Goldman Sachs. Se espera que Ferrovial pague más de 10.000 millones de libras esterlinas (unos 14.519 millones de euros) por BAA, después de haber conseguido el respaldo de la junta directiva de la empresa británica.

Ferrovial ha detallado hoy que los inversores disponen de una alternativa a esta oferta en efectivo, que consiste en recibir acciones de una sociedad de nueva creación que cotizará en el mercado AIM de la Bolsa de Londres, junto con un pago parcial en metálico.

Precisamente hoy, ADI ha confirmado la compra de 150 millones de acciones de BAA, el 13,9% del capital social ordinario emitido por BAA, a 950,25 peniques por acción, de los que 15,25 corresponden al dividendo anunciado por BAA el pasado 16 de mayo.

Hasta el 26 de junio, para mejorar la oferta

FERROVIAL 17,68 0,34%

Las autoridades británicas han aceptado la petición del consejo de BAA de ampliar del 19 al 26 de junio el plazo de aceptación de la OPA del consorcio que lidera la empresa española, lo que significa que existe la posibilidad de que revise al alza los términos de la oferta hasta el 12 de junio.

Los esfuerzos de Ferrovial por comprar BAA estuvieron apunto de resultar inútiles el lunes, cuando un consorcio liderado por el gigante bancario internacional Goldman Sachs presentó su oferta de 10.300 millones de libras esterlinas (unos 14.950 millones), a 940 peniques por cada acción de BAA más un dividendo final de 15,25 peniques por título (un valor total de 955,25 peniques por acción).

Ferrovial y BAA no quisieron hacer ayer comentarios ante esta entrada en escena de Goldman Sachs, una aventura respaldada por entidades como Credit Suisse, Dresdner Kleinwort Wasserstein, Lloyds TSB y West LB, y que competía con la contraoferta de Airport Development and Investment Limited (ADI), el consorcio formado por Ferrovial. Esta propuesta valoraba a la británica a finales de mayo entre 8,10 y 9,00 libras la acción. Pese a ello BAA la rechazó, al considerar que su acción vale al menos 9,40 libras.

Heathrow, Gatwick y Stansted, principal objetivo

En total, BAA gestiona siete aeropuertos en Gran Bretaña (Heathrow, Gatwick y Stansted en Londres, Southampton, Glasgow, Edimburgo y Aberdeen) que recibieron un total de 144,3 millones de personas en 2005, un 3% más que en 2004. También administra el de Nápoles (Italia) y acaba de comprar el de Budapest. Por su parte, el grupo Ferrovial tiene participaciones en los aeropuertos de Belfast, Bristol (Inglaterra), Sydney y Antofagasta (Chile).

El crecimiento de las compañías de bajo coste como Ryanair ha provocado un significativo aumento de pasajeros en los aeropuertos británicos (el doble que hace una década), lo que permitió a BAA informar de unos beneficios anuales de 770 millones de euros (531 de libras esterlinas), tras unas ventas de 3.309 millones de euros (2.280 de libras), con un resultado operativo equivalente al 38% del beneficio.

Las intenciones de Ferrovial pasan sobre todo por los aeropuertos londinenses de Heathrow, Gatwick y Stansted, y ya ha señalado que va a proceder a revisar otros activos, además de reducir los gastos de BAA, externalizando algunas actividades. La compañía española pretende además realizar inversiones para ampliar la capacidad de algunas terminales, mejorando edificios y pistas, para lo cual tiene ya abierta una línea de crédito de más de 2.900 millones de euros.