CincoSentidos

Testar en favor de las mascotas

Uno de cada cinco británicos nombra heredero a un animal

Uno de cada cinco británicos deja parte de su patrimonio a sus animales domésticos, según una encuesta de la consultoría BMRB para Saga Pet Indurance, la aseguradora de animales. Más del 20% de las 2.000 personas encuestadas confesó que le preocupaba el bienestar de sus perros y gatos tras la muerte de sus amos. Y es más: casi la mitad prefiere la compañía de estos animales a la de otro ser humano y el 60% le hace un regalo el día de su cumpleaños o en Navidad.

'Sabemos que para muchas personas, la compañía de su mascota tiene un gran impacto en su calidad de vida', afirma Andrew Goodsell, consejero delegado de la aseguradora Saga. 'Por eso es importante que la gente proteja a sus animales contra el riesgo de accidente o enfermedad'.

Saga no es la única compañía que ofrece seguros de animales. El banco Lloyds TSB y hasta los supermercados Sainsbury's cuentan con pólizas de seguros que cubren no sólo enfermedades y accidentes, sino también robo o pérdida. El coste de las primas oscila entre cuatro y diez euros al mes por cada animal asegurado, con un límite de edad de 11 años para gatos y nueve para perros.

La obsesión de los británicos con los animales queda patente en la exposición canina de Crufts, la mayor competición de perros del mundo, según el Libro Guinness, que se celebra cada año en Birmingham. En la edición de este año se presentaron 24.640 perros de 32 países, y con una asistencia de más de 140.000 personas.

El mes pasado se celebró también la Semana Nacional del Animal Doméstico, un acontecimiento patrocinado por el fabricante de aspiradoras Electrolux y que pretende concienciar al público de los beneficios de tener un animal en casa. El lema del evento este año es Su animal doméstico, uno más de la familia' y organizadores se proponen llevar el mensaje a los colegios, donde la presencia de un perro o gato 'puede tener un efecto calmante en los alumnos y mejorar el entorno escolar'.

El lobby pro animales es uno de los más potentes del país y prueba de ello fue la victoria hace seis años de la asociación de amos de animales domésticos Pasaportes para Animales (PFR), que presionó para que el Gobierno británico suprimiese la ley de cuarentena de seis meses que era obligatoria para poder introducir un animal doméstico en el Reino Unido.

El tema levantó una polémica en su día en la Cámara de los Comunes, donde algunos diputados de la oposición conservadora señalaron que en el Reino Unido no se ha dado un sólo caso de rabia desde hace más de un siglo gracias a la existencia de la cuarentena. Pero los militantes de la PFR insistían en que la cuarentena existe exclusivamente para enriquecer a las residencias caninas, que cobraban unos 1.000 libras (1.450 euros) por una estancia de seis meses.