Sara Pérez-Frutos

"Ofrecemos especialización en renta variable de EE UU"

Sara Pérez-Frutos es la nueva directora de Eaton Vance en España. Es licenciada en Ciencias Económicas por Cunef y tiene una amplia experiencia y formación en el sector de los fondos de inversión, tanto en análisis como gestión. Llega con el objetivo de dar a conocer y comercializar los fondos de esta gestora estadounidense en España.

¿Cuál es la trayectoria y estrategia de Eaton Vance en el sector de fondos de inversión?

Eaton Vance es una de las casas independientes más antiguas de Estados Unidos en la gestión de patrimonios y fondos de inversión. Concretamente se fundó en 1924 y actualmente gestiona 118.000 millones de dólares. Su especialización es la renta variable norteamericana y la renta fija norteamericana corporativa y los llamados bankloans en particular.

¿Puede comentarnos brevemente qué tiene de novedad la oferta que Eaton Vance trae a España?

Por un lado la especialización en Bolsa estadounidense con fondos con estilos de inversión valor y crecimiento marcadamente definidos y por otro en renta fija corporativa norteamericana, como el high yield, o lo que es una novedad en España, los fondos que invierten en bankloans.

¿En qué consiste este tipo de activo?

Los bankloans son activos estadounidenses de renta fija titulizados, con una garantía hipotecaria, que ofrecen un rendimiento superior al de la deuda del Tesoro. Su rentabilidad anual media en los últimos diez años ha sido de un 5% con una volatilidad de sólo un 0,5%. Eaton Vance es una de las gestoras más activas en este activo con 16.000 millones de dólares.

¿Cuál es su riesgo comparado a la deuda pública o corporativa de alta calidad crediticia?

En primer lugar no tiene riesgo de curva de tipos, ya que su duración es de unos 55 días, por lo que el riesgo sólo viene de los prestatarios. En la actualidad la tasa de morosidad en Estados Unidos es de sólo un 1,75% y la garantía real hipotecaria es del 120%, por lo que el riesgo es bajo.

Sus fondos para minoristas tienen una clase en dólares y otra en euros con el riesgo divisa cubierto. ¿Cuál es el motivo?

Esto es otra novedad en España y es que pensamos que en el cliente minorista español hay miedo al cambio divisa, además de que actualmente somos bajistas con respecto al dólar.