Corrupción

Sólo 15 empresas del Ibex tienen compromisos anticorrupción

La lucha contra la corrupción en las empresas aún da sus primeros pasos en España. Sólo 15 de las compañías del Ibex 35 tienen líneas de actuación para evitar delitos de este tipo. Otras 15 ni siquiera han empezado a trabajar en la estrategia contra los 'crímenes de guante blanco', según la Fundación Ecología y Desarrollo y la Fundación Carolina.

Fraude, soborno, malversación... Los peores delitos en el seno de las empresas no requieren más armas que los apuntes contables. España necesita aumentar sus recursos disponibles para hacer cumplir las leyes de soborno internacional y sus requisitos de control y auditoría, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. Más control necesitan las compañías desde dentro. Sólo 15 empresas del Ibex 35 han formalizado claramente su compromiso anticorrupción y soborno, según revela el Informe Negocios Limpios, elaborado por la Fundación Ecología y Desarrollo y la madrileña Fundación Carolina.

Este grupo está formado por Altadis, Arcelor, BBVA, Banco Sabadell, Banco Santander, Bankinter, Cintra, Gamesa, Gas Natural, Ferrovial, Iberdrola, Repsol YPF, Telefónica, Telefónica Móviles y TPI. El informe concluye que estas empresas han establecido una política clara al respecto, aún cuando todavía existen lagunas en aspectos puntuales. A este grupo se añaden otras cinco empresas (Banco Popular, Endesa, Indra, Unión Fenosa y Red Eléctrica), que tienen un compromiso muy vago al respecto. Las 15 restantes (Abertis, Acciona, Acerinox, ACS, Antena 3, Enagás, FCC, Telecinco, Iberia, Inditex, Mapfre, Metrovacesa, Prisa, Sacyr y Sogecable) no han implantado aún una política propia.

El análisis revela que, de las 20 empresas de los dos primeros grupos, sólo un 35% declaran llevar a cabo formación sobre sus códigos, un 30% no ha establecido un mecanismo para la denuncia anónima de comportamientos sospechosos, el 80% no garantiza la no represalia contra el denunciante y sólo un 35% reconoce llevar informes de seguimiento.

Según los estudios del Banco Mundial, los actos de corrupción equivalen al 5% del PIB mundial y constituyen el mayor obstáculo para el desarrollo económico y social, al debilitar el Estado de derecho, la libre competencia empresarial y el acceso a los servicios básicos.

El informe constata el creciente interés de las empresas por fomentar la lucha contra la corrupción, por el auge de la responsabilidad social y de las demandas de transparencia e integridad, tras fiascos como los de Nerón o Parmalat.

El Foro Económico Mundial creó en 2005 la iniciativa PACI (Partnering Against Corruption Initiative), para comprometer a las empresas en la lucha anticorrupción. Ninguna empresa española figura en esta organización.

Regalos y prebendas para pagar favores deshonestos

La forma más común de corrupción internacional es el soborno y su ámbito más frecuente, las adquisiciones y licitaciones. La imagen más habitual de este delito es la solicitud o aceptación de dinero por parte de un funcionario público como contrapartida del ofrecimiento o admisión de pago por parte de una empresa. Se trata de incentivar a cualquier persona para realizar un acto deshonesto, ilegal o que implica el quebrantamiento de la confianza durante la conducción de los negocios de la empresa mediante la aceptación de regalos, gratificaciones o cualquier tipo de beneficio. Porque la corrupción empresarial no es más que el mal uso del poder para obtener beneficios privados.