Aeropuertos

Zapatero advierte a CiU que El Prat es intransferible, pero cederá Reus, Gerona y Sabadell

El presidente ha trasladado al portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Durán i Lleida, que no habrá cesión completa del aeropuerto de El Prat a la Generalitat, aunque después de las elecciones catalanas se creará un consorcio para gestionarlo en común.

El aeropuerto de El Prat fue el año pasado uno de los más rentables de la red de 47 instalaciones gestionadas por AENA y su gestión cambiará después de las elecciones catalanas previstas para noviembre. No antes, porque la creación del consorcio que se encargará de ella será negociada entre el Gobierno central y el Ejecutivo que surja de estos comicios autonómicos. La Administración central tendrá mayoría en el mismo, aunque contará con la colaboración de la Generalitat y de las cámaras de comercio. Estos son los principios trasladados por el Gobierno a la dirección de CiU durante la negociación de las resoluciones del debate del estado de la nación que serán votadas mañana martes en el Congreso.

El PSOE, CiU e Iniciativa per Cataluña han redactado una propuesta conjunta en la que instan al Gobierno a permitir a la Generalitat la gestión de los aeropuertos situados en Cataluña, 'que podrá ser plena en aquellos en los que se acuerde su desclasificación como aeropuertos de interés general'.

Esta última previsión vale, según fuentes socialistas, para los aeropuertos de Gerona, Reus y Sabadell. Su gestión pasará a la administración catalana ya que dejarán de ser considerados de interés general.

Las mismas fuentes señalan que la negativa del Gobierno a desclasificar El Prat obedece a la convicción de que, con posterioridad, habría que hacer otro tanto con los aeropuertos de Barajas y Palma de Mallorca, que son gestionados junto al barcelonés con ciertas garantías de rentabilidad. Por Barajas pasaron el año pasado 42 millones viajeros y por Palma 21.

Convergència i Unió y el Partido Socialista de Cataluña aceptan los criterios expuestos por el Gobierno central, muy alejados de los que Esquerra Republicana de Cataluña defendió durante el debate estatutario.

ERC: mal negocio

El Estatuto aprobado por el Parlamento catalán el pasado 30 de septiembre hubiera supuesto, de no haber sido modificado por el Congreso, la desaparición de AENA, el ente que gestiona mediante una caja única los 47 aeropuertos estatales con un presupuesto que rebasa los 2.000 millones de euros. ERC no está conforme con la fórmula de consorcio para El Prat pues considera un mal negocio para Cataluña hacerse cargo de los aeropuertos deficitarios y, en cambio, no controlar plenamente la gestión del de Barcelona, el único rentable de esta comunidad.

En la negociación con el Gobierno de las resoluciones del debate del estado de la nación, CiU ha obtenido también el compromiso de que los puertos de Barcelona y Tarragona serán transferidos a la Generalitat por la vía del artículo 150.2 de la Constitución, a través de delegación, el mismo método empleado en su día para los Mossos d'Esquadra.

El presidente apoya al PSE en la campaña del Estatut

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, expresó ayer su apoyo a los socialistas del País Vasco y aseguró que no va a consentir que se les descalifique tras haber anunciado una reunión con Batasuna, en clara alusión a las críticas del PP ante una próxima reunión del líder del PSE, Patxi López con representantes del partido ilegalizado. Zapatero realizó estas declaraciones durante un acto organizado por los socialistas catalanes en apoyo del 'sí' al Estatut en el referéndum del 18 de junio. En este acto, que tuvo lugar en Lleida, también participaron el presidente de la Generalitat Pasqual Maragall y el primer secretario del PSC y Ministro de Industria, José Montilla. El resto de su intervención estuvo centrada en el futuro del Estatut y en la actitud del PP ante la cita del próximo 18.