Hidrocarburos

La OPEP se reúne en Venezuela para dejar intacta la cuota de producción

Con el precio del petróleo instalado en torno a los 70 dólares el barril, la organización que agrupa a los productores del 40% del crudo mundial se cita a partir de hoy en Caracas, la capital de Venezuela, en una reunión que aportará pocas sorpresas a los mercados mundiales. Dado que prácticamente todos los miembros de la OPEP producen ya al máximo de su capacidad, y que algunos de ellos han comenzado a ver cómo sus reservas de crudo han empezado ya a caer, poco puede hacer el cártel por influir en los precios del barril.

Con el precio del petróleo instalado en torno a los 70 dólares el barril, la organización que agrupa a los productores del 40% del crudo mundial se cita a partir de hoy en Caracas, la capital de Venezuela, en una reunión que aportará pocas sorpresas a los mercados mundiales. Dado que prácticamente todos los miembros de la OPEP producen ya al máximo de su capacidad, y que algunos de ellos han comenzado a ver cómo sus reservas de crudo han empezado ya a caer, poco puede hacer el cártel por influir en los precios del barril.

Entre la atonía de la reunión destaca sólo la proclama de los últimos días del presidente venezolano, Hugo Chávez, en la que el líder populista ha venido a decir que la OPEP -que celebra así su 141ª conferencia ministerial- debe recortar su producción de crudo para asegurar lo que califica como ¢un precio justo¢. El presidente de Venezuela va incluso más lejos al asegurar que hay un exceso de oferta en el mercado.

Atrapados entre la demanda y la capacidad

En su contra tiene a buena parte de los miembros del cártel de exportadores, mayoritariamente países del Golfo Pérsico. Todos ellos, además de Occidente y de los nuevos consumidores como China e India, saben perfectamente los efectos que podrían tener precios aún más altos sobre la demanda global del mineral líquido, y con ellos, sobre la economía mundial.

Con las bombas succionando a toda máquina, y con las refinerías de los países industrializados intentando hacer frente sin éxito a las necesidades de la industria y de los consumidores finales, la OPEP sólo puede de momento cumplir con el guión marcado por un mercado en el que los suministradores ya no pueden producir más, y por la tensión geopolítica: mantener la cuota oficial de producción en los 28 millones de barriles diarios.

Así lo confirman los datos de negociación del crudo en los principales mercados del planeta, que dan por descontada la continuación de la política productiva del cártel, y muestran así que a media jornada la referencia europea Brent cotizaba a 68.45 dólares el barril (un 0,80% menos que ayer), mientras que el de crudo West Texas Intermediate (WTI) se cambiaba a 71,29 dólares.

Ecuador, Angola y Sudán quieren formar parte de la OPEP

La OPEP está barajando su primera ampliación en 30 años, después de que Ecuador, Angola y Sudán hayan expresado su interés en integrarse en este organismo como miembros de pleno derecho. "Varios países están planteándose venir a la OPEP, como Angola Sudán y Ecuador", anunció hoy el ministro venezolano de Energía, Rafael Ramírez, a la televisión estatal venezolana.

El ministro confirmó así noticias trascendidas a la prensa en los últimos días desde las capitales de estos países sobre contactos bilaterales con naciones de la organización, que en su conjunto controla actualmente el 40% de la producción mundial de crudo. Por otra parte, también Bolivia ha expresado su interés en convertirse en observador en el organismo petrolero, y ha recibido el beneplácito de Venezuela.

Ramírez, como anfitrión de esta cita, dio a entender antes de inaugurarla que la organización está dispuesta a abrir la puerta a los nuevos miembros y consideró que una ampliación puede "fortalecer a la OPEP frente a presiones de países industrializados". El delegado de Angola, Desidério da Graca Veríssimo e Costa, expresó hoy, por su parte, el interés de su gobierno por adherirse a la organización. "Nos gustaría mucho. Sería muy bueno para el mundo", respondió a la prensa en la capital venezolana.

En el mismo sentido se expresó desde Quito, el ministro ecuatoriano de Energía, Iván Rodríguez, quien aseguró el miércoles que su país analiza la posibilidad de volver a la organización, a la que ya perteneció hasta 1992. "Estar en la OPEP nos abre una gama de alternativas, pero no hay una decisión final todavía", afirmó Rodríguez.

Los países de la OPEP

Fundada en 1960, la a OPEP está integrada por Arabia Saudí, Argelia, Emiratos Arabes Unidos, Indonesia, Irak, Irán, Kuwait, Libia, Nigeria, Qatar y Venezuela. Su cuota oficial de producción, que no incluye a Irak, es de 28 millones de barriles diarios desde el pasado 1 de julio y se espera que la organización decida hoy mantenerla sin cambios, al menos hasta septiembre próximo.

Con Irak, cuya producción sufre grandes variaciones debido a los frecuentes atentados a su industria petrolera, el grupo bombea cerca de 30 millones de barriles al día, un 40% de la producción mundial. Ecuador, que ya perteneció a la organización entre 1973 y 1992, bombea actualmente unos 530.000 bd, mientras que la producción de Angola asciende a 1,47 mbd y la de Sudán se sitúa en 410.000 bd, según los últimos datos proporcionados por la OPEP en su Informe Mensual del Mercado Petrolero del pasado mes.

Reunión a puerta cerrada

Hugo Chávez recibió ayer a los jefe de las delegaciones de los once miembros de la OPEP. En la reunión a puerta cerrada, en la que también participaron los delegados de países invitados como

observadores a la Conferencia, el gobernante venezolano estuvo acompañado por el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez.

Chávez, anfitrión de la cita del organismo, trató con sus invitados sobre "las cuotas de producción y las medidas a adoptar en el marco de una política de un precio justo", según ha informado la empresa estatal Venezolana de Televisión (VTV).