Mercados

El Ibex pierde un 4,6% en mayo, el peor mes desde septiembre de 2003

La Bolsa consigue pasar página a mayo, un mes en el que varios valores han sufrido las mayores caídas de su historia. Pese a la buena jornada de ayer (1,57%), el saldo para el Ibex es de una caída del 4,64%, el peor dato desde septiembre de 2003.

El Ibex comenzó mayo acariciando la posibilidad de alcanzar el máximo histórico (llegó a estar a sólo un 6%) y lo ha terminado con la incertidumbre sobre si habrá acabado o no el ciclo alcista que comenzó en octubre de 2002. La caída en el mes es del 4,64% para el Ibex, pero desde los máximos de comienzos de mayo (12.083,3 puntos) hasta el cierre de ayer (11.340,5 puntos) el alcance de la corrección es del 6,14%. El resultado del mes es el peor desde septiembre de 2003, cuando el Ibex padeció una caída del 5,73%, después de cinco meses consecutivos al alza.

La incertidumbre y la volatilidad se han apoderado del mercado. Como dato, de las 22 sesiones celebradas en el mes, 10 de ellas han concluido con movimientos al alza o a la baja superiores al 1%. 'La volatilidad implica imprevisibilidad, puede hacer equivocada la compra de cualquier valor y hace que sea más fácil comprar en el momento equivocado', advierte Juan Solana, de Intermoney.

Como muestra de la fuerte oscilación de los mercados, las dos últimas jornadas. El Ibex acompañó ayer a los mercados con una subida del 1,57%; en la sesión anterior, el índice había caído un 1,81%. ¿Qué ocurrió entre medias que justificara el cambio de sesgo de los mercados? Nada.

De hecho, la justificación de las pérdidas tiene su base en el cuestionamiento de la viabilidad del escenario macroeconómico actual. Teóricamente existe miedo a un panorama caracterizado por bajo crecimiento, tipos de interés elevados y alta inflación, provocada por el encarecimiento disparado de los combustibles (el precio del barril de Brent, el crudo de referencia en Europa, ha subido un 75% en año y medio).

'Pero el hecho es que los fundamentales no han cambiado en mayo, incluso han mejorado, ya que los resultados empresariales han sido excepcionales y han desencadenado una serie de revisiones al alza en las previsiones de beneficios', advierte Javier Cebrián, de Gaesco.

El dato fundamental es que en el primer trimestre del año el Ibex había superado ya toda la subida esperada para el conjunto del año: llegó a acumular una revalorización del 12,57%, cuando las previsiones de los analistas eran de llegar a diciembre con un 10% como máximo.

'La ventaja es que los mercado no están en niveles de sobrevaloración y hay un potencial cierto al alza', explica Francisco Salvador, de Venture Finanzas. La medida de valoración más extendida es el PER (relación entre precio y beneficios, que implica el número de años que un comprador tardaría en recuperar la inversión en forma de beneficios). El Ibex cotiza actualmente a un PER medio de 14 veces, en línea con el promedio histórico.

La recomendación de los analistas es cautela. Los expertos recuerdan que mientras la Bolsa suele avanzar despacio cuando gana, las pérdidas pueden adquirir una velocidad de caída vertiginosa.

El origen de la actual fase correctiva está en la última reunión de la Fed, en la que la autoridad monetaria de EE UU dejó la puerta abierta a nuevas subidas de tipos, ante la evolución de la inflación. La publicación de las actas de la Fed ayer confirmó la preocupación de la Reserva Federal, que llegó a plantearse subir los tipos medio punto, en lugar de 0,25 como hizo al final. Wall Street reaccionó al alza pese a la noticia. El S&P concluyó con una ganacia del 0,81%; el Nasdaq avanzó un 0,65% y el Dow Jones, un 0,67%.

Se acerca la hora del peor trimestre

Por si fuera poco lo visto en mayo en Bolsa, un estudio de Deutsche Bank permite columbrar que lo peor está por llegar: en términos históricos el tercer trimestre es el peor del año; arroja un saldo medio de un retroceso del 2,94% en los últimos 20 años, mientras que el promedio de los otros tres trimestres del año es positivo.

'Desde 1987, el tercer trimestre ha sido el peor del año en nueve de 19 ocasiones, mientras que el cuarto ha sido el peor seis veces. El tercer trimestre ha sido el mejor del año sólo en cuatro de los últimos 19', detallan los analistas de Deutsche Bank, que dejan bien claro que de este estudio no puede deducirse 'ninguna recomendación sobre el Ibex 35'.

La comparativa empeora si se restringe la serie a la última década. Entonces, la caída promedio del Ibex 35 en los meses de julio a agosto es del 5,46%.