CincoSentidos

Dos millones de niños sufren el sida sin curas eficaces

Más de dos millones de niños menores de 15 años viven con el virus del sida y apenas tienen acceso a tratamientos médicos, según un informe hecho público ayer por grupos defensores de los derechos de los niños. Más del 90% de estos niños se encuentran en África subsahariana, donde el diagnóstico es poco habitual, el tratamiento es costoso y la mayoría de los medicamentos disponibles son producidos para adultos. 'Los niños son la cara oculta de la pandemia del sida', afirmó en conferencia de prensa Ann Veneman, directora ejecutiva de Unicef (el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia), al presentar el informe sobre el sida en el mundo.

Una amplia mayoría de los bebés se infectan por medio de sus madres durante el embarazo, en un mundo en el que existe medicación para prevenir este tipo de transmisión pero que sólo el 10% de los casos la recibe.

'Sin tratamientos, la mayoría de los chicos con VIH morirán antes de su cumpleaños número cinco', manifestó Dean Hirsch, presidente de World Vision International, otra de las organizaciones humanitarias. En la actualidad, el desarrollo de nuevos medicamentos está focalizado fundamentalmente en los adultos.

El nuevo informe y uno anterior de Unicef indicaron que cada año más de 650.000 niños menores de 15 años se infectan con VIH, llegando a un total de 2,3 millones en el 2005.

El último informe de Onusida sobre la situación de la epidemia en el mundo, el más completo de todos los realizados hasta la fecha, estima que a finales de 2005 alrededor de 38,6 millones de personas vivían con VIH, se produjeron 4,1 millones de nuevas infecciones y 2,8 millones de fallecimientos.

Las cifras son algo más bajas de las que reflejaba el anterior informe, correspondiente a diciembre de 2005, pero desde la Agencia de Naciones Unidas para el Sida explican que estas diferencias se deben, sobre todo, 'a la mayor cantidad de datos disponibles y al mayor número de población analizada, más que a un descenso en la prevalencia del VIH'.

Pese a que ha habido importantes avances en el acceso a los medicamentos, se considera que 'la respuesta a la enfermedad sigue siendo muy débil'.

Otra de las críticas que hace Onusida es que a pesar de que el 90% de los países cuenta con una estrategia nacional para combatir el sida, los sistemas para implementar esas políticas son contradictorios.