Acuerdo UE-Marruecos

Bruselas aplaza la firma del acuerdo de Pesca en espera a la ratificación del Gobierno marroquí

La Unión Europea y Marruecos han aplazado sin fecha concreta la firma definitiva del acuerdo pesquero, mediante el que la flota española recibirá cien licencias de Pesca, debido a la falta de ratificación del mismo por parte del Parlamento y el Gobierno marroquíes. La firma, que ya había obtenido el visto bueno de la UE el pasado 22 de mayo, estaba prevista para esta semana en Bruselas.

De esta manera, es muy probable que se demore la aplicación del convenio -conseguido el pasado verano entre Bruselas y Rabat- y el momento en que los barcos comunitarios podrán faenar en aguas marroquíes, aunque la Comisión Europea espera que sea "lo antes posible".

El acto formal de rúbrica del acuerdo, inicialmente previsto para el lunes pasado, fue retrasado hasta hoy y ahora ha quedado aplazado sin fecha. Los 25 ratificaron el texto en la reunión del Consejo de Ministros de Pesca celebrada el pasado 22 de mayo y el reglamento del acuerdo fue publicado el pasado lunes en el Diario Oficial de la Unión Europea.

En virtud del acuerdo, la flota comunitaria podrá volver a los caladeros marroquíes, siete años después de que finalizara el anterior protocolo (1999), que entonces beneficiaba a unos 400 navíos, la mayoría españoles. El nuevo convenio, de cuatro años de duración, ofrece 119 licencias a la flota comunitaria, de las que un centenar son para España.

Contrapartida de 163 millones de euros

Por otra parte, y siempre según el texto del acuerdo, en un futuro podría ampliarse el número de permisos para los españoles, en el caso de que otros países no utilicen los suyos. En el acuerdo obtienen también licencias para faenar en aguas marroquíes Portugal (14); Francia (4) e Italia (1).

Como contrapartida, la UE pagará una Rabat 36,1 millones de euros al año (144,4 millones en cuatro años), que se complementa con otros programas de apoyos y los cánones de 13,6 millones que abonen los armadores europeos que faenen en el país africano. En total, Marruecos se embolsará 163 millones de euros en los cuatro años de duración del convenio.