Perfil Ambiental de España

Cuatro provincias tienen urbanizado más del 50% de su línea de costa

Los últimos estudios demuestran que España mantiene un proceso de desarrollo económico que sigue demasiado vinculado a la construcción y que tiene un impacto creciente sobre el territorio. Según el Perfil Ambiental de España, en cuatro provincias el litoral urbanizado supera el 50% de su longitud de costa.

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, presentó ayer la nueva edición de este informe que pretende analizar las repercusiones ambientales de los principales sectores productivos.

Narbona ratificó como España responde cada vez más al patrón de país netamente urbano con el 79% de su población y el 78% de las viviendas principales concentradas en tan sólo el 12% de los municipios, que ocupan el 19% del territorio.

Uno de los desequilibrios de los que se hace eco el informe es cómo en el litoral, en el primer kilómetro de costa la superficie urbanizada se ha disparado considerablemente durante los últimos años. Es más, en Barcelona, Alicante, Málaga y Melilla, el litoral urbanizado supera ya al 50% de su longitud de costa.

Tal y como recordó la ministra de Medio Ambiente, este aumento de las grandes aglomeraciones urbanas y de la ocupación del litoral está provocando un espectacular repunte de la producción de residuos.

El informe subraya que los residuos domésticos protagonizaron un aumento del 17% en el periodo comprendido entre 1998 y 2003 y han llegado a superar por primera vez en la historia la tonelada y media por hogar y año.

Además de esa mayor producción de residuos, el informe pone de manifiesto el continuo incremento de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Otro de los puntos negros que destaca este perfil ambiental es cómo el sector del transporte no es sostenible y cómo la demanda de transporte de mercancías y viajeros ha crecido en España muy por encima de la media europea, con alzas del 84% en el caso de las mercancías y del 99% en pasajeros. Por ello, el informe valora positivamente que el plan de infraestructuras de Fomento apueste por el ferrocarril, el modo menos contaminante.

Nueva batería de medidas legislativas

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, anunció ayer una nueva batería de iniciativas legislativas orientadas a reforzar la protección del medio ambiente y procurar que el desarrollo económico español sea además sostenible.

Narbona anunció que su Departamento prepara cinco nuevos proyectos de Ley para el último tramo de la legislatura. Así, confirmó que el Gobierno tiene previsto aprobar un proyecto de Ley de Responsabilidad Ambiental de las empresas; el proyecto de ley de Biodiversidad y Patrimonio Cultural; una nueva ley de Envases; el proyecto de ley de Calidad del Aire y de Protección Atmosférica, y una nueva reforma de la Ley de Aguas.

Narbona opinó que el modelo económico que impera en España sigue 'muy vinculado' a la contaminación y a la destrucción de los ecosistemas y de los recursos naturales, y abogó por un 'cambio cultural y de acción política'. Aunque insistió en que queda 'mucho por hacer', valoró que se vislumbren en el horizonte tendencias e indicadores positivos, y citó entre éstos que el crecimiento del consumo de energía sea inferior al crecimiento del PIB, el aumento de los espacios naturales protegidos, y el aumento de las energías renovables.

En la presentación del informe ayer en Madrid intervino el secretario general para la Prevención de la Contaminación y del Cambio Climático, Arturo Gonzalo Aizpiri, quien repasó las principales conclusiones del mismo. Aizpiri observó que el transporte y el aumento de la ocupación del territorio son los principales elementos de 'insostenibilidad' de España, y precisó que el transporte es además el principal responsable de las dificultades que España tiene para cumplir los compromisos del Protocolo de Kioto de lucha contra el cambio climático.