CincoSentidos

El valor del ordenador cuántico

Destacados científicos, incluidos seis Premios Nobel, felicitaron ayer al físico español Juan Ignacio Cirac Sasturain, uno de los padres de la computación cuántica, que fue galardonado en Oviedo con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2006. Con 41 años, es el investigador más joven que lo recibe. Al premio, dotado con 50.000 euros, optaban 52 candidaturas de 20 países.

El físico español fue seleccionado por su liderazgo en propuesta y desarrollo de la información cuántica. El premiado, que ya fue finalista de estos galardones el año pasado, dirige el departamento de óptica cuántica del Instituto Planck de Alemania.

El campo de trabajo de Cirac y su equipo es el de la computación cuántica, que se basa en la realización de cálculos utilizando las reglas de la mecánica cuántica y que tendrán su aplicación en el futuro en un nuevo tipo de ordenadores.

Cirac, en declaraciones a Europa Press, explica que estos ordenadores 'están basados en otras reglas de juego' y podrán 'hacer las cosas que hacen los actuales de una manera infinitamente más rápida'. 'Al utilizar unas nuevas leyes de la física, del mundo microscópico, pueden hacerse operaciones que hoy día no se realizan, de tal forma que los cálculos se harán de una manera mucho más rápida', dice.

Cirac asegura que en España existen 'muy buenos físicos a nivel internacional', aunque están 'en desventaja' porque 'no tienen el apoyo del que gozan en otros países', lo que provoca que 'no se puedan conseguir algunas metas'. En este sentido, destacó que 'hace falta más financiación por parte del Gobierno y las empresas', aunque también es necesario que haya 'tradición'. 'Si uno se va a Alemania, a otros países, la ciencia está metida dentro de la sociedad. La tradición es algo que se coge poco a poco, y en España se está empezando ya a introducir', dijo.

Este es el cuarto premio que se falla en esta edición.

Antonio López gana el Velázquez

Antonio López (Tomelloso, Ciudad Real, 1936) es el nuevo Premio Velázquez de Artes Plásticas 2006. El galardón, de carácter anual y dotado con 90.000 euros, reconoce el conjunto de la obra de un artista, español o iberoamericano.

El maestro de la pintura hiperrealista podrá elegir a otro artista menor de 35 años como receptor de la beca Velázquez, dotada con 30.000 euros.