FOTONOTICIA

El 'superjumbo' se hace sitio en Londres

El avión comercial más grande del mundo, el Airbus 380, ha aterrizado hoy en el aeropuerto de Londres-Heathrow, donde se llevarán a cabo pruebas de compatibilidad del aparato con las intalaciones. BAA, la empresa que gestiona encargada de la gestión del aeródromo, ha invertido 625 millones de euros para adecuar sus instalaciones. Las pruebas contribuirán a asegurar que todo está dispuesto para la entrada en servicio del avión, que comenzará sus primeros vuelos comerciales a finales de año. Según informa el fabricante en un comunicado, Heathrow "será probablemente el primer destino europeo del A380 cuando entre en servicio regular".

Este dique de tres plantas y 280 metros de largo puede acomodar hasta cuatro A380 a la vez, y cuenta con cuatro salas de embarque que podrán acoger 2.200 pasajeros. Las instalaciones están diseñadas para servir tanto a aviones de gran tamaño como a modelos más pequeños.