Resultados

Las cajas de ahorros aumentaron sus beneficios un 27,9% en el primer trimestre del año

Las cajas de ahorros ganaron durante el primer trimestre del presente año 1.945,1 millones de euros, lo que supone un aumento del 27,9% respecto a la cifra obtenida en los tres primeros meses de 2005. El incremento de los beneficios se debe principalmente al fuerte empuje de la actividad crediticia, así como al reducido incremento que registraron los costes.

Los datos han sido publicados hoy por la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) y reflejan la manera en que el sector está consiguiendo incrementar su negocio gracias a sus planes de expansión. Los costes, al contrario, continúan manteniéndose prácticamente planos, lo que se traduce en aumentos de beneficios y en mejoras de su eficiencia. Con esta estrategia, las cajas consiguieron en el primer trimestre aumentar un 29,3% su margen de explotación -el resultado de la actividad típicamente bancaria- hasta elevarlo a 3.203 millones de euros.

Otra de las circunstancias que ha repercutido positivamente en el aumento de beneficios de las cajas han sido los ingresos por comisiones. En total, se recaudaron de esta manera 1.209,3 millones de euros, lo que supone un incremento del 75% con respecto al mismo periodo del año anterior. Asimismo, los resultados de las operaciones financieras también aumentaron un 75%.

En la parte más baja de la cuenta de resultados, las cajas acusaron el fuerte incremento de sus créditos, que les obligó a aumentar un 41,3% las dotaciones a provisiones, que en total detrajeron 784,5 millones de euros de los resultados.

Previsiones para abril

Según el adelanto de los datos de abril previstos por la CECA, las cajas mantienen fuertes ritmos de aumento de actividad, sobre todo en créditos. Con este aumento, más el incremento del 10,6% en las carteras de valores (118.719 millones de euros), la inversión total del sector ascendía al cierre de abril a 752.400 millones, un 24,6% más que un año antes.

Con estos ritmos de actividad y gracias a la política de contención de costes, las cajas consiguieron mejorar seis puntos su ratio de eficiencia, hasta situarla en el 53,2%, cifra que corresponde a la cuantía que gastan por cada 100 euros que ingresan. El presidente de la CECA, Juan Ramón Quintás, reelegido ayer miércoles por cuatro años más, calificó estos resultados de "muy buenos".