Papelería

Un juez condena a Carioca por copiar dibujos de las gomas Milan

Un juzgado barcelonés ha condenado a Universal Española, propietaria de la marca Carioca, por infringir el derecho a la propiedad intelectual al copiar en sus gomas los dibujos originales de animales que aparecen en las que comercializa Milan. La sentencia obliga a retirar del mercado todas las gomas de Carioca.

El titular del Juzgado Mercantil número 1 de Barcelona, Enrique Grande Bustos, ha condenado a la compañía Universal Española, propietaria de la marca de artículos de papelería Carioca, por infringir los de derechos de la propiedad intelectual y copiar en sus gomas los dibujos originales de animales que aparecen en las gomas Milan.

Las gomas Milan (en concreto sus modelos 445, 460 y 4060) incluyen sobreimpresionadas las imágenes de unos animales que son creación de la compañía. El juez considera probado que Carioca comercializó gomas con idénticos dibujos y ha ordenado la retirada de estos productos destinados al mercado español como el de exportación, según informó Milan en un comunicado.

La sentencia, sin embargo, no es firme, porque ambas partes han interpuesto un recurso de apelación. Pese a que este grupo con más de 80 años de historia es conocido principalmente por comercializar gomas, en los últimos tiempos ha hecho un esfuerzo por diversificar en el sector de la papelería. La última, que data del pasado año, fue con el fabricante alemán Kunststoff & Metal, mediante en que pasó a comercializar el catálogo de sacapuntas de la marca Kum en España y Portugal.

La historia de Milan se remonta a 1918. Santiago Marcó Pomar viajó a América y a su vuelta se trajo consigo la fórmula de las gomas. En los bajos de su hogar montó un pequeño taller y de manera artesanal fabricó gomas de borrar con miga de pan. Cuatro generaciones más tarde, el nieto del fundador preside la empresa y sus tres hijos encabezan la compañía.

Con una única planta de producción en Mont-ras (Baix Empordà), Milan fabrica 2.500 toneladas de gomas al año. La compañía fabrica más de 300 modelos distintos de gomas de borrar.

Estrategia. Una lucha en defensa de sus productos

No es la primera vez que Milan recurre a los tribunales. La compañía también interpuso una demanda contra Fulco, sociedad que vende productos de la marca de plastilinas Jovi. Ente caso, Milan apeló a la ley de competencia desleal argumentando que Fulco vendía productos chinos iguales a los suyos.

Milan pidió también el respaldo de la Generalitat para defenderse de los productos asiáticos. El grupo solicitó 'amparo para evitar situaciones de fraude en el ámbito de las importaciones de gomas de borrar'.