CincoSentidos

Hacer negocios en las nubes amplia gama

El uso de aviones privados se extiende por la internacionalización de las empresas

La expansión internacional de las compañías españolas, primero en Latinoamérica y desde hace unos años en Europa y Asia, ha extendido el uso de aviones privados para el desplazamiento de los primeros ejecutivos o de grupos de directivos. Dependiendo del modelo y del tamaño, el coste de un aparato nuevo oscila entre 1,16 millones de euros y 38,9 millones; el precio de un jet de segunda mano, por su parte, está entre los 0,7 millones y los 31 millones (dependiendo del número de horas de vuelo realizadas), según datos de JetClub, compañía especializada en el alquiler y venta de aviones privados.

'Una aeronave es una herramienta de trabajo que te garantiza flexibilidad y rapidez al poder alcanzar los destinos más lejanos del mundo sin necesidad de hacer escalas', destaca Fernando Flores, consejero delegado de la división de aviación de negocios del Grupo Gestair. 'Un vuelo de ocho horas te permite gestionar una reunión en pleno desplazamiento, puedes discutir con tu equipo el plan de trabajo y coordinar las actividades del día siguiente', añade Flores.

Particulares y empresas pueden, bien alquilar un jet privado para desplazamientos esporádicos, bien comprarlo para uso exclusivo. ¿A partir de qué umbral sale más rentable comprar una aeronave que alquilarla? 'Por regla general, cuando las previsiones superan las 250 horas de vuelo por año', explica Antony Rivolta, director de JetClub en España.

El precio de un jet oscila entre los 1,16 millones de euros y los 39 millones en función del tamaño y prestaciones

Disponer de un avión privado conlleva una serie de trámites de gestión por lo que los propietarios suelen delegar en compañías especializadas en servicios de aviación ejecutiva que se encargan desde el asesoramiento en la compra del aparato, su matriculación, su homologación ante las autoridades de aviación civil hasta la planificación de las rutas así como las pertinentes reparaciones. En total, los gastos de mantenimiento de un avión al año pueden alcanzar los 300.000 euros (sin piloto). Muchas de estas compañías de aviación de negocios, además de ocuparse de la gestión de los aviones de sus clientes, también disponen de sus propios aparatos que alquilan a ejecutivos y compañías para determinados desplazamientos. 'Lo que ofrecemos es un servicio para poder volar a un determinado coste por hora de vuelo. Más que un gasto fijo lo que hacemos es un presupuesto para cada viaje el cual variará en función del tipo de avión, de la ruta, del número de pasajeros y del servicio que nos soliciten', señala Flores.

Además de los servicios habituales (tasas aeroportuarias, servicios de handling o catering de primera clase) las empresas especializadas también se encargan, si el cliente lo solicita, de la instalación de camas en el aparato o incluso del alquiler de limusinas para transportar a los viajeros desde el aeropuerto hasta el hotel. En función de los servicios solicitados el alquiler de un avión puede oscilar entre los 2.500 euros por hora de vuelo hasta los 8.000 euros.

Junto con la rapidez y la flexibilidad, los ejecutivos también valoran de los aviones privados otros dos aspectos: la privacidad que ofrecen así como su capacidad de representación. 'Para garantizar el anonimato las aeronaves, por lo general, se compran a nombre de empresas y luego se explotan bajo el nombre de otra compañía que es la que tiene los permisos para la comercialización de los vueltos', comenta Antony Rivalta. Los jets privados son también un símbolo de poder de la empresa propietaria: 'Es importante para presidentes y equipos ejecutivos utilizar en ocasiones su aeronave para invitar a clientes a vuelos concretos, a destinos determinados donde cabe la posibilidad de hacer negocios juntos', indican desde Gestair.

En la actualidad existen ya cerca de 80 aviones privados en España y los expertos consideran que el potencial de crecimiento de la aviación privada aún es grande ya que en países como Francia, Italia o el Reino Unido ya existen más de 150 aparatos en cada uno.

Alquiler a terceros para reducir costes

Entre los propietarios de aviones privados, ya sean éstos compañías o particulares, existen dos tipos: aquellos que quieren utilizar el aparato en exclusiva y los que deciden alquilar horas de vuelo a terceros para minimizar los costes.

'Debe de quedar claro una cosa', matiza Fernando Flores, consejero delegado de Gestair, 'un avión privado no es un negocio, no es una aerolínea regular, nosotros lo que ofrecemos al cliente es la posibilidad de reducir sus costes mediante el alquiler de su jet el tiempo que ellos no lo utilizan'.

De la misma opinión se muestra Antony Rivalta, director de JetClub España: 'Una forma de explotar la compra de un jet privado es alquilándolo; no dará ganancias pero ayudará a cubrir los costes fijos que conlleva tener una aeronave', dice. Los expertos sugieren que antes de comprar un avión privado es mejor alquilarlo durante un tiempo para saber realmente si se necesita tener un avión en propiedad o sólo se necesita de forma esporádica.