Ramón Soler Amaro

'Telson liderará un grupo audiovisual capaz de salir a Bolsa'

Avánzit acelera el crecimiento de su filial audiovisual Telson para intentar su colocación. El grupo estudia la compra de la distribuidora de cine Tripicture

El grupo de instalaciones de redes, ingeniería de software y servicios audiovisuales Avánzit respira tras superar una profunda crisis. Era una empresa de 600 millones en ventas anuales que cayeron a 147 millones en 2004. Ha sobrevivido a suspensiones de pagos, regulaciones de empleo, a la congelación de inversiones por parte de los operadores de telecomunicaciones y a la dimisión de un presidente (Juan Bautista Pérez Aparicio, en diciembre de 2004) cuya gestión fue investigada por la CNMV. Bajo la batuta de Ramón Soler, y con nuevos inversores, la acción se ha revalorizado un 116% desde enero de 2005, hasta los 2,6 euros. Esta semana Avánzit es noticia al adoptar una posición compradora: acaba de reconocer su interés por la distribuidora de cine Tripictures, valorada en unos 100 millones.

¿Cómo encaja en Avánzit la compra de una participación en Tripictures?

Hemos dado una mayor autonomía de gestión a Telson, nuestra filial de media. Los primeros pasos fueron nombrar un consejo de administración y decidir que la empresa experimente una evolución que puede desembocar en la salida a Bolsa. Hoy no tiene volumen para eso y debe crecer mediante su actividad y a través de adquisiciones que aceleren el proceso. Hay contactos, pero nada definido. En el caso de Tripictures es cierto que se han firmado contratos de confidencialidad.

En todo caso, ¿entrarían en una compañía para controlarla?

La idea es que Telson liderará un grupo audiovisual capaz de salir a Bolsa, si fuera oportuno.

En el mercado se especula con la cotización de la filial a finales de 2006 o principios de 2007...

No puedo negarlo porque podría suceder, pero no hay nada decidido.

¿Qué peso tienen la portuguesa Cofina y Javier Tallada, nuevas mayorías minoritarias en Avánzit, en esa estrategia?

Mucho. Acelerar el crecimiento de Telson parte del grupo Tallada-Arrojo inversor y ex director financiero de Fenosa, respectivamente.

El nuevo accionariado le ha mantenido en la presidencia. ¿Ha marcado el Consejo grandes cambios en el plan de negocio?

Sólo en el capítulo de Telson.

¿Tratan de balancear el peso de teleco (101,2 millones de facturación en 2005), tecnología (43,3 millones) y media (35,6 millones) en los resultados del grupo?

Telson tiene potencial, pero el crecimiento a corto plazo depende de Avánzit Tecnología, que ha recuperado la clasificación para contratar con las Administraciones perdida con la suspensión de pagos. Además, ganamos posiciones en el sector privado y fuera de España. En lo que va de año hemos firmado contratos por 72 millones en las filiales americanas. Crecemos en Argentina, Chile, Perú y Ecuador. Hemos entrado en países como Marruecos y Portugal. Hay posibilidades en Colombia y en México, pero vamos con prudencia porque no nos sobran los recursos financieros.

¿Qué queda por hacer para reflotar Avánzit?

El equipo directivo que me precedió logró el convenio de acreedores, pero la empresa no habría sobrevivido en las condiciones en que estaba hecho. La generación de fondos no era suficiente para atender el pago de la deuda concursal 54 millones pactada en ese convenio. Además había un crédito participativo sobre Telson de 56 millones, y 19 millones de deuda preferente. Hoy el problema está solucionado. En el caso de Telson con una emisión de capitales que nos dejó el pasado año un beneficio de casi 25 millones. En cuanto a la deuda concursal, respondemos a través de la actual emisión de capital.

¿Cómo va ese proceso de ampliación por 31 millones de euros?

Ha finalizado ya el primer tramo y, por las noticias que tenemos, en el segundo se cubrirá totalmente.

¿Por qué otras vías han insuflado aire a Avánzit?

Hemos hecho hincapié en la reducción de costes y en el incremento de los ingresos. Pero invertimos para que la empresa funcione.

¿Cuáles son sus estimaciones de resultados para el Grupo Avánzit?

Si Telson no se segrega, en 2006 facturaremos 195 millones y el beneficio antes de impuestos será de 12 millones. En 2007 saltaremos hasta 235 millones en ventas y 18 millones de beneficio antes de impuestos. Y en 2008 llegaremos a 280 millones para un rendimiento antes de impuestos de 26 millones.

¿Qué recorrido aprecia para la acción tras una revalorización del 89% en lo que va de año?

Sería lógico llegar a cuatro euros en 12 meses. El valor subirá a medida que los inversores vean que está superado el riesgo de suspensión de pagos, que cumplimos objetivos y que caen los costes.

Con una capitalización de 495 millones, ¿cree que Avánzit está en el foco de posibles compradores?

La acción ha subido mucho, tenemos 186 millones de títulos y, con un precio cercano a tres euros, hablamos de una cifra considerable. Pero Avánzit tiene futuro. Nuestro plan de negocios es muy realista y cuando decimos que vamos a vender 280 millones en 2008 es que sabemos de dónde saldrán. A eso se suman buenos clientes y que contamos con más de 200 millones en créditos fiscales que podría aprovechar cualquier grupo español. Avánzit es atractiva.

De momento Cofina (9,7%) y Tallada (10,6%) parecen dispuestos a elevar su participación...

Han manifestado su interés por suscribir todo lo que les corresponde en la actual emisión de capital y parece que su intención es seguir subiendo.

Alguien podría pensar que están potenciando Telson para venderla.

De algún modo sacarla a Bolsa sería vender una parte.

Pero, ¿la situación de Avánzit no precisa la venta de Telson?

En marzo de 2005 pensé que llegaríamos a vender la participación de Telson en Video Report para poder subsistir. Eso no es necesario ahora.

El sábado también se trabaja

El sábado es laborable en Avánzit Telecom, filial del Grupo Avanzit, después de que se firmara un acuerdo con los sindicatos en busca de mejorar los resultados y competir en igualdad de condiciones con otros proveedores de servicios.

'La adaptación de los horarios es muy importante para nosotros', dice su presidente, Ramón Soler, 'evita gastos adicionales y hará que Avánzit Telecom entre en beneficios en 2007'.

Además, está previsto para junio un plan de prejubilaciones que afecta a 107 personas. En la mayoría de los casos se recurre a 'personal no reciclable', pero esta medida, según Soler, será la antesala de la contratación de personal estratégico. Y es que la entidad trata de conquistar caminos rentables: 'Hacer zanjas y poner postes ya no ofrece beneficio. Sin embargo creceremos en el desarrollo de infraestructuras ferroviarias o de telecomunicaciones', prevé el primer ejecutivo de Avánzit. La firma también está recortando en la flota de vehículos, en los alquileres de edificios, en el sueldo del personal directivo, etcétera.

'Avánzit Telecom perdía 6,5 millones de euros año tras año y este ejercicio se reducirá esa suma a 1,5 o 2,5 millones', afirma Soler.