El beneficio de Sacyr Vallehermoso disminuye un 48,7% en el primer trimestre

Sacyr Vallehermoso ha obtenido un beneficio neto de 74,1 millones de euros durante el primer trimestre del año, lo que supone un descenso del 48,7% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. La reducción se debe a un efecto de las plusvalías de 102,8 millones derivadas de la inversión que realizó en BBVA que se incluyeron en la ganancia de los tres primeros meses de 2005. Descontando este supuesto, el beneficio hubiera crecido un 78,1%.

La cifra de negocio creció un 21,4%, hasta los 992,5 millones de euros, gracias al crecimiento de todas las áreas de actividad, especialmente en las de construcción y servicios. El beneficio bruto de explotación (Ebitda), por su parte, se elevó un 17,4%, hasta 234,25 millones.

El grupo que preside Luis del Rivero obtuvo en el mercado doméstico el 80,9% del total de sus ingresos, otro 15,1% procedió de la actividad de Portugal y el 4% restante de Chile. A cierre del pasado mes de marzo, la compañía soportaba un endeudamiento financiero neto de 9.882 millones de euros, un 37% superior al de la misma fecha de 2005.

Por áreas de negocio, la de construcción siguió constituyendo la principal fuente de ingresos del grupo, dado que facturó 523,12 millones en los tres primeros meses, un 20,9% más, de los 140,58 millones (+1,6%) derivaron de la filial portuguesa Somague. A cierre de marzo, el grupo contaba con una cartera de contratos de obra pendientes de ejecutar por importe de 5.230,2 millones de euros, un 39,1% superior a igual fecha del pasado año y equivalente a 30 meses de actividad. El 21,8% de esta cartera es obra pendiente en Italia.

Después se situó Vallehermoso, la filial inmobiliaria, que contabilizó ingresos de 304,4 millones un 14,3% más, y cerró el trimestre con ventas contratadas pendientes de contabilizar por valor de 2.036 millones de euros (+12,6%).

Enagás gana un 14% más

Enagás logró un beneficio neto de 55,12 millones de euros durante el primer trimestre del año, lo que supone un incremento del 14,3% respecto al mismo periodo del año anterior, gracias al incremento de los ingresos debido a los activos puestos en explotación en 2005, según informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

El Cash Flow Operativo (Ebitda) del trimestre alcanzó los 135,9 millones de euros, un 13% más respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, mientras que el resultado operativo (Ebit) alcanzó los 95,3 millones de euros, un 12,4% más. Las inversiones hasta marzo ascendieron hasta los 74,2 millones de euros y los activos puestos en explotación en el mismo periodo se situaron en 47,9 millones de euros. El endeudamiento financiero neto se situó en 1.565,9 millones de euros, lo que supone un ratio del 47,1% sobre el total de activos.