æscaron;ltima

Todos quieren estar en el logo de Google, menos los herederos de Miró

El buscador recibió una denuncia por usar imágenes del pintor sin pagar los derechos de autor

En 1999, Google adaptó por primera vez su logotipo para conmemorar la celebración del Festival Burning Man, un evento de cultura alternativa que se celebra en el desierto de Black Rock, en Nevada, desde hace décadas. Entonces, Sergey Brin y Larry Page debían parecerse más a los hippies que acuden a este tipo de citas que a los grandes hombres de negocios que han hecho de Google el mayor soporte publicitario del mundo con una audiencia de más de 200 millones de visitas diarias.

El guiño hecho a ese festival se ha convertido en toda una tradición y hoy Google personaliza su logotipo en días selectamente elegidos para homenajear a personajes célebres o resaltar alguna fechas relevantes. Van Gogh, Picasso, Warhol o Leonardo da Vinci han sido algunos de sus artistas homenajeados, pero no todo el mundo está dispuesto a que se use su imagen, aunque sea para recordar su obra.

Los herederos de Joan Miró, a través de la Artist Rights Society de Nueva York, amenazaron el pasado 20 de abril con denunciar a Google por infringir los derechos de autor al haber utilizado en su marca motivos característicos del pintor para rememorar el 113 aniversario de su nacimiento. El buscador retiró inmediatamente el logo conmemorativo y, por ahora, asegura que el caso no ha llegado a más.

GOOGLE 1.211,45 0,10%

La familia Miró está analizando la situación, según ha declarado al Diario de Mallorca, para ver si finalmente denuncia al buscador, cuya influencia se vio rápidamente reflejada en la web de la Fundación Miró de Barcelona, que fue colapsada por las miles de visitas recibidas.

Google, con cierta ironía, aseguraba en un comunicado oficial que esta denuncia les había hecho vivir 'el día más surrealista' de su historia. Pero los logos de Google no han necesitado este tipo de polémicas para convertirse en todo un símbolo. Se les denomina Google doodles, que podría traducirse como los garabatos de Google. Su coordinador, Dennis Hwang, se ha convertido a sus 23 años en un personaje popular en EE UU. Ya lleva publicados más de 150 logotipos. El primero fue para conmemorar la toma de la Bastilla, pero no se siente demasiado orgulloso de él, ya que se limitó a introducir la bandera francesa. Su favorito es el del día de la independencia de Corea por ser su país de origen.

Hwang es muy sensible a los problemas que se le pueden presentar por los derechos de autor y trata siempre de ser respetuoso. Durante los Juegos Olímpicos de Invierno, dedicó el logo cada día a un deporte, ya fuera el hockey, el esquí o el curling sin utilizar en ninguna ocasión los aros olímpicos para evitar problemas de copyright.

Google siempre busca motivos internacionales y, aunque pide ideas a las distintas filiales del mundo, trata de no caer en localismos, ni tan si quiera en Navidad, cuando evita usar símbolos religiosos y hasta la nieve, pues no todo el mundo pasa frío en esas fechas. Para buscar nuevas ideas, Google también realiza un concurso en los que invita a cualquiera a enviar su garabato. Los resultados son transgresores, divertidos o simplemente geniales. El ganador recibe el honor de ser considerado el mejor del mes, y su obra puede ser observada en la galería de www.logoogle.com.