Laboral

Daimler asegura que es pronto para cuantificar los despidos en Vitoria

La firma Mercedes-Benz, filial del grupo DaimlerChrysler, aseguró ayer que es prematuro cifrar el número de trabajadores de la planta de Vitoria que se verán afectados por el plan de la empresa para mejorar la productividad. Un portavoz de la compañía explicó que la empresa ha presentado a los sindicatos un plan a tres años para mejorar la productividad de la factoría de Vitoria que, entre otras iniciativas, 'probablemente incluirá una reducción de plantilla', aseguró en declaraciones a Europa Press.

Así, entre los índices de mejora de la productividad, Mercedes-Benz pretende reducir de 60 a 45 horas el número de horas empleadas en la producción de cada vehículo. Teniendo en cuenta los parámetros actuales, se ha calculado que cada hora de disminución implica la reducción de 50 empleos, lo que sitúa el ajuste en 750 efectivos.

Sin embargo, el portavoz hizo hincapié en que no se trata de una cifra definitiva, sino un mero cálculo realizado en función de la situación actual. Como el programa planteado tiene tres años de duración, 'está por ver cómo se efectuará el plan de ajuste, porque dependerá de la coyuntura', insistió.

Plan para los sindicatos

La Federación Minerometalúrgica de Comisiones Obreras exigió ayer a la dirección de DaimlerChrysler 'que ponga sobre la mesa el plan industrial que justifica su decisión de recortar 700 empleos en los próximos tres años' en las plantas de Mercedes-Benz en Vitoria y Barcelona.

CC OO indicó en un comunicado que mientras la empresa no dé a conocer su proyecto industrial, 'nada acredita que una reducción de empleo de estas características sea necesaria en los centros productivos que la empresa tiene en España'.