Hostelería

Marriott busca hoteles en propiedad para abrirse mercado en España

Marriott, hasta ahora sólo gestora de hoteles en España, está dispuesta a cambiar su estrategia de crecimiento: adquirirá establecimientos de lujo en varias ciudades con el objetivo de hacerse con un hueco en el sector.

España es actualmente una de las principales prioridades de desarrollo de la cadena Marriott International. La compañía está muy interesada en tener una presencia significativa en los segmentos de gran lujo y de cinco estrellas en ciudades como Madrid y Barcelona, aunque no descarta destinos como Valencia, Sevilla o Granada.

Algunos de los establecimientos serán en gestión, único régimen que viene explotando hasta ahora. Sin embargo, y como novedad, otros tantos hoteles serán en propiedad. El objetivo de este cambio de fórmula es posicionarse en este mercado. Adquirirá establecimientos 'siempre que sean estratégicos, para venderlos más tarde', según su vicepresidente internacional de desarrollo para España y Portugal, Laurent de Kousemaeker.

Hasta ahora, la política de desarrollo de Marriott en España ha estado basada únicamente en contratos de gestión. De hecho, Marriott fue la pionera en optar por la explotación del establecimiento, separándola de los activos para lograr mayor músculo financiero. A partir de ahora, la cadena también incluirá propiedades. 'Nos hemos dado cuenta que en España gran parte de los propietarios son operadores o promotores inmobiliarios con un perfil más bien conservador, lo que hace difícil entrar en determinadas ciudades', comenta De Kousemaeker.

En esta situación, Marriott adquirirá hoteles que luego venderá a un inversor, quedándose a largo plazo con la gestión del establecimiento.

'Nuestra filosofía de negocio es claramente de gestionar hoteles. No obstante, nuestra estrategia o método para alcanzar este objetivo se ha flexibilizado: realizaremos el arrendamiento a través de Marriott European Holdings ('MEH)', añade el vicepresidente de desarrollo de la Península.

MEH (de la cual Marriott posee el 49%) fue creada hace unos años con el objetivo de expandir las marcas de l grupo hotelero. Realiza contratos de alquiler a largo plazo con los propietarios, siempre sujetos a un acuerdo de gestión con Marriott. Esta asociación se ha utilizado en Alemania y podría ser usada en España con los inversores y promotores inmobiliarios.

Marriott reconoce que está negociando la adquisición de un establecimiento en la capital, pero aún no hay nada definido. 'Los mercados hoteleros de Madrid y Barcelona son grandes y consideramos que pueden sostener varios hoteles de Marriott', advierte.

Marriott tiene cuatro hoteles en España: Hotel Arts en Barcelona, Son Antem Golf Resort & Spa en Mallorca, La Sella Resort & Spa en Denia (Alicante) y el Hotel Villa Padierna en Marbella (Málaga). Además cuenta con tres complejos de tiempo compartido en Marbella, Mallorca y Estepona.

La fórmula de compras ya la ha aprobado en París con la adquisición de dos hoteles: el hotel Plaza Vendome, de 97 habitaciones, que ha convertido a la marca Renaissance, y el Sofitel Paris Rive Gauche, de 782 habitaciones, que adquirió a Accor.

Comprar activos, una tendencia en desuso

El grupo Marriott fue uno de las primeros en separar la gestión de hoteles del patrimonio inmobiliario. Hace 14 años, se dividió en dos empresas independientes, precisamente para lograr un mayor valor financiero: Marriott International (que lleva al gestión hotelera) y Host Marriott (que invierte en activos). Con los años, otras cadenas hoteleras internacionales han seguido sus pasos y han vendido sus activos concentrándose sólo en la gestión. En esta situación en la que adquirir activos está en desuso, Marriott vuelve a comprar para penetrar más fácilmente en los mercados. La compañía está dividida a partes iguales entre gestión y franquicia, aunque fuera de Estados Unidos, la gestión es del 80%, y un 20% en franquicia. En propiedad tiene menos de 12 hoteles en el mundo aunque invertirá 'cuando sea estratégicamente favorable', dicen en la compañía. Con las aperturas se llegará a más de 25.000 habitaciones por año. La cadena tiene un 8,5% del mercado en EE UU y ocupa el tercer puesto hotelero mundial.