Bebidas

Danone fusiona las sociedades Font Vella y Aguas de Lanjarón

El grupo Danone ha iniciado el proceso de fusión de las sociedades Font Vella y Aguas de Lanjarón, de las que es el principal accionista. Según han confirmado desde la filial española de la multinacional, Danone ya ha comunicado el proyecto de fusión de ambas sociedades al Registro Mercantil. Sin embargo, prefieren no adelantar detalles sobre la operación hasta no completar el proceso.

La filial española del grupo galo define las dos firmas envasadoras de agua, como 'los pilares de la división de bebidas del grupo en España'. Pese a que hasta el momento ambas sociedades eran compañías diferentes, compartían los equipos de gestión y administración, que se llevan a cabo desde Barcelona. La gestión conjunta de ambas compañías se inició en 1997.

A través de las firmas, Danone controla una cuota de mercado en volumen del 19,8% del sector de aguas embotelladas y del 26,7% en valor, según datos de Alimarket. En 2005, Font Vella y Lanjarón alcanzaron unas ventas conjuntas de 292 millones de euros, un 5% más que en 2005, lo que representa un volumen estimado de 1.275 millones de litros.

En España, según los datos de la consultora AC Nielsen, se consumieron 3.737 millones de litros de agua mineral en el periodo comprendido entre marzo de 2005 y febrero de 2006, lo que representa un incremento del 12,7% respecto al año previo. Por valor, las ventas de agua mineral superaron los 1.617,3 millones de euros, un 10% más que en el ejercicio precedente.

Font Vella cuenta con plantas en Sant Hilari Sacalm y Amer (ambas en Gerona), y en Sigüenza (Guadalajara). Por su parte, Aguas de Lanjarón dispone de una planta en Granada. Font Vella entró en 1974 en el grupo BSN (desde 1994 grupo Danone), mientras que Lanjarón entró en el grupo en el año 1993.