Ferrocarril

El AVE a Lérida correrá a 250 km en 15 días

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, anunció ayer que el tren de alta velocidad entre Madrid y Lérida dejará de circular a marcha lenta en el plazo de dos semanas. De los 200 kilómetros a la hora que mantiene desde su inauguración en octubre de 2003, pasará a correr a 250 kilómetros a la hora. La noticia tiene un trasfondo tecnológico de gran importancia. El problemático sistema de señalización y seguridad instalado en esta infraestructura ferroviaria, conocido con las siglas ERTMS, y que ha creado todo tipo de incidencias por su falta de madurez, durante más de 30 meses, está por fin en condiciones de operar, al menos en su nivel 1.

"Esta información sólo está disponible con la edición en pdf"