Gestión de infraestructuras

ACS, La Caixa y los Benetton blindan la nueva Abertis ante posibles operaciones hostiles

Los accionistas de referencia de Abertis y Autostrade, ACS y La Caixa por parte de la concesionaria española, y la firma Schemaventotto, controlada por la familia Benetton, por parte italiana, han firmado un pacto para blindar la nueva compañía ante futuras operaciones hostiles.

Así lo han anunciado hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores al explicar un pacto que intenta prevenir futuras operaciones hostiles tras la fusión de ambos grupos, en un movimiento que crearía la primera multinacional de gestión de infraestructuras del mundo. El acuerdo se califica de "un pacto parasocial por el que recíprocamente se conceden derecho de adquisición referente en el caso de que cualquiera de dichas sociedades pretenda transferir acciones", según se señala en el comunicado.

Este acuerdo ofrece al resto de las partes un derecho de tanteo en caso de que cualquiera de ellas quiera vender acciones (o de obligaciones o bonos convertibles en acciones) que, en un plazo de 12 meses, representen al menos el 1% del capital. Así se otorga "derecho de adquisición preferente que se conceden ACS Actividades de Construcción y Servicios, S.A. y Schemaventotto S.p.A. para el caso de que se produzca un cambio de control en cualquiera de ellas".

"El precio será el de la media de cotización en bolsa de las acciones en los 30 días anteriores y en el caso de cambio de control de ACS Actividades de Construcción y Servicios o Schemaventotto, el precio será el menor de los siguientes: precio implícito ofrecido por quien tome el control; o el de la media de cotización en Bolsa de las acciones en los 30 días anteriores más una prima del 20%", señala el comunicado.

ABERTIS 18,36 0,00%

Consecuencias penales e indemnización por incumplimiento

El pacto entrará en vigor el día en que tenga efectividad la fusión entre Abertis Infraestructuras, S.A. y Autostrade, y permanecerá en vigor durante los tres años siguientes o en la fecha anterior en que se comunique la primera intención de disolver, en una o varias veces, la sociedad Schemaventotto. "En el caso de incumplimiento de lo pactado se acuerda como cláusula penal, adicionalmente a la indemnización de los años y perjuicios, una cantidad del 25% del precio al que deberían haberse transmitido las acciones", señala el comunicado. Esto alarga el pacto de sindicación en el seno de Schemaventotto, donde Abertis controla de manera indirecta el 13% de Autostrade, ya que el mismo estaba previsto que finalizase el 1 enero del 2008, y este acuerdo prologaría el acuerdo como mínimo dos año más, en función de si se cumple el calendario previsto, que espera que la fusión pueda ser efectiva en noviembre de este año.

El destino de este 13% de Autostrade es uno de los flecos pendientes de la fusión sobre el que todavía no se ha tomado una decisión, si bien se ha especulado con varias salidas, tales como destinar una parte del mismo a autocartera de la compañía resultante.

Con este nuevo pacto ambas firmas se aseguran la posibilidad de quedarse prioritariamente con las acciones de la compañía, en caso de que una de las dos empresas decida vender su parte, evitando así la posibilidad de que una OPA hostil lanzada sobre la compañía pueda seguir adelante.